Cortina de humo fronterizo

JOSÉ B. GAUTIER
Este análisis, con su breve comentario, debería titularlo, “Marcha fúnebre”, estando de duelo todo el país ya que esta semana la soberanía nacional desfilo moribunda, cargada a punta de bayonetas, pisoteada, violada, burlada militarmente, maltratada a puño de hierro, a todo lo largo de la frontera dominico haitiana.

La noticia divulgada por la prensa nacional fue tajante, encabezada por este escalofriante titular:

“Recorrido”.

“Jefe del Ejército Sur de los EEUU visita puntos críticos de la frontera”.

“Dajabón.- El Jefe del Ejército Sur de los Estados Unidos, mayor general Ken Keen (de primera lectura yo creía que decía King Kong, como el nombre del famoso gorila que aparece para meter miedo a niños y adultos en las películas de terror norteamericanas, ¿me equivoque?) quien realizo un recorrido por la zona fronteriza junto al jefe del Ejército, mayor general Juan Antonio Campusano López, dijo estar interesado en los desafíos que enfrentan los militares dominicanos en la zona limítrofe con Haití.”

“Keen estuvo acompañado también en el recorrido por el agregado militar de la embajada de los Estados Unidos en el país, coronel Michael Knatsun; el encargado de Asuntos Políticos y Militares del Ejército Sur, coronel Richard Kenpf, y el encargado del Grupo de Asistencia Militar de la embajada norteamericana (MAAG)”.

Más adelante la noticia decía:

“Keen dijo que hace el recorrido por la frontera para comprender más las necesidades del Ejército Nacional en cuanto a las amenazas que enfrenta, especialmente en la zona limítrofe con Haití”.

“Estamos hablando de los desafíos, los retos que esta confrontando el Ejército Nacional en la frontera, pero no tenemos programas específicos para la frontera, estamos aquí para aprender cuales son los desafíos con que enfrenta el ejército dominicano.”

“Explico que aun no cuenta con las informaciones necesarias para hacer las recomendaciones, por lo que trata de establecer cuales son las amenazas especificas, a fin de llevar a cabo un plan estratégico”.

¿No sabrá el mayor general Ken Keen que toda la República de Haití esta intervenida política y militarmente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU)?

¿No estará enterado este alto oficial extranjero que ese organismo internacional al cual pertenece su país, tiene una fuerza militar de miles de hombres en todo el territorio de la República de Haití llamada “Misión de las Naciones Unidas Para La Estabilización de Haití” (MINUSTAH), ya que el legítimo gobierno haitiano, derrocado por infantes de marina norteamericanos en años atrás, y sustituido por uno mas dócil, es inoperante por haber perdido su soberanía territorial y aplastada su economía por las fuerzas interventoras de ocupación?

¿Contra quien es que va a peliar el Ejército Nacional, mayor general Ken Keen?

¿Cree el mayor general Ken Keen que el ejército dominicano va a enfrentar a las fuerzas militares extranjeras de la ONU que hoy ocupan a Haití (acordémonos del experimento de la aviación alemana con el espantoso bombardeo de Guernica durante la Guerra Civil española, plasmada en un cuadro pintado por Pablo Picaso)?

¿Por que el mayor general Ken Keen no aclara con sus colegas militares norteamericanos estacionados y apostados del otro lado de la frontera dominicana, controlado el país por ellos, los militares extranjeros, como es que opera desde Haití la mafia del tráfico de indocumentados, de armas o de drogas hacia la República Dominicana?

¿Por qué el mayor general Ken Keen no averigua en Haití por que el ejército de ocupación de la ONU, siendo su responsabilidad, no detiene este tipo de crímenes y delitos allá y quiere que sea el Ejército Nacional que le haga el trabajo aquí, en nuestro territorio, en nuestra frontera, aportando nuestra sangre y nuestros recursos económicos?

¿No será todo esto una cortina de humo para tapar lo que la lógica deja entre ver?

¿Cómo es posible que con tanto control militar norteamericano en la zona del Caribe (¿no será esto solo un bluff político militar como el demostrado en Irak y Afganistán?), prospere todo este tinglado de trafico ilegal de drogas para el mercado y consumo en los Estados Unidos (país paraíso de la drogadicción) y de trabajadores extranjeros ilegales tolerados por un sistema gubernamental de corrupción, al margen de las leyes, en plantaciones agrícolas y fabricas americanas?