Cortocircuito parece causó fatal incendio

POR ELIAS RUIZ MATUK
Las investigaciones preliminares sobre el incendio ocurrido en la discoteca Jazzy´s Elite Club y que causó la muerte a nueve personas, arrojan que fue ocasionado por un cortocircuito en las cajas de los “brakers”, del establecimiento.

Sin embargo tanto la Policía Nacional, el Ministerio Público y el Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este dicen que aún mantienen abiertas las investigaciones, mientras permanecen detenidos el  administrador del negocio, Wilkin Casado Patrocinio, y el vigilante Bienvenido Féliz Reyes, de 34 años, quien supuestamente habría impedido que las víctimas fueran socorridas por los vecinos.

El general Simón Díaz, vocero de la Policía, dijo a HOY que el departamento de Explosivos de la Policía, junto con el Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este, aún hacen los experticios de lugar para dar un resultado final de las causas del incendio.

Dijo que el Departamento de Homicidios también interroga a Casado Patrocinio y Féliz Reyes.

“Tanto las autoridades del Ministerio Público, el Cuerpo de Bbomberos como nosotros estamos aún investigando, no podemos dar los resultados aún, porque en eso están nuestros investigadores”, dijo Díaz.

Las mujeres fallecidas en el incendio fueron las hermanas Meidi Laura y Laritsa Cleto Martínez (Mabel), de 21 y 23 años; Sara Severino Sánchez (Mónica), de 23 y Johanny del Carmen Aquino (Stefany), de 23, y Rosanna Marianela Maldonado (Laura), de 21 años, oriundas de Bocachica; María Dolores Fernández Pichardo (Paola), de 24 años, de Santiago; Digna Antonia Santana Leonardo (Jessica), de 20, nativa de Hato Mayor.

Los tres hombres muertos fueron Pedro Rodríguez, de 23 años, Isaac Céspedes, de 22 y John César Padilla.

Los cadáveres de las mujeres fueron encontrados en el segundo nivel del establecimiento, donde dormían, mientras que los hombres fueron encontrados en el área de la discoteca y otro en el lado de la escalera.

LOS BOMBEROS

El jefe del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este afirmó este martes que el departamento técnico y la Policía Científica han determinado, preliminarmente, que el fuego fue causado por el cortocircuito en la caja de los “brakers” y en un panel que había en la cabina del “Discjockey”.

El coronel Rafael Javier Bueno dijo que en el centro de diversión,  propiedad de Jesús Esdras Pérez Borges, ubicado en la a venida España esquina calle Dos, en el ensanche Isabelita, dos fotografías muestran disparados los “brakers” y que el panel había originado el fuego en una instalación inalámbrica en la que quedó la señal de que los cables entraron en contacto por la sobrecarga de energía. “Los técnicos no detectaron explosión”, dijo Javier Bueno.

Afirmó que según el testimonio de Féliz Reyes, el vigilante que estaba en el patio del establecimiento, no escuchó ruidos y sólo a uno de los empleados pidiendo auxilios.

Fueron los vecinos quienes tuvieron que romper la puerta de madera ubicada en la parte trasera del establecimiento, que estaba condenada por candados dentro y fuera del centro de diversión.

“Cuando llegamos ya no había nada que hacer, todo el área del salón de la discoteca del primer nivel estaba reducida a cenizas”, dijo Javier Bueno que negó que haya existido negligencia en sus actuaciones en la acción del organismo de socorro.