Costelao Grand Rodizio
Suculentos platos del Brasil
para deleitar el paladar

Por Biocary González
Fotografías: Tony Pampillo

Lo más exótico y tradicional del Brasil en cuanto a gastronomía se refiere, servido en mesas dominicanas, se encuentra en el restaurante Costelao Grand Rodizio.

Con una estructura física de dos niveles y una amplia, cómoda y fresca terraza al aire libre para satisfacción de sus clientes, este establecimiento brinda comida sana.

En el segundo nivel llamado “el balcón”, se exhibe una excelente vista, que muchos utilizan para comer relajados y disfrutar de algunos tragos, o para reuniones empresariales y de negocios.

Costelao no posee un menú cargado de platos, ya que como nos explicó su gerente Richard Valdés, “el restaurante no se limita a los platos del menú, sino que el cliente puede dar instrucciones para elaborarle el que desee”.

Pero sin lugar a dudas, la atracción principal de este restaurante es el Rodizio, característico del Brasil, que consiste en el corte de veinte tipos de carnes cocidas en pullas a la parrilla en su mismo jugo y servidas a petición del cliente hasta la hora de marcharse del restaurante. Naturalmente estas carnes no vienen solas, se hacen acompañar de la ensalada de su preferencia y de diferentes salsas.

Cada comensal que decida probar estas tentadoras carnes, decide cuál de los cortes será el primero que va a degustar, y tiene la oportunidad de comer la cantidad que quiera y de los cortes que quiera por un sólo precio, mientras esté en el restaurante.

Esta es una forma muy particular de satisfacer las peticiones del cliente, buscando, por supuesto, su completa satisfacción.

La caipiriña es otro factor a tomar en cuenta a la hora de visitar el restaurante, pues todo el sabor brasileño se puede disfrutar en este trago.