Costo accidentes de tránsito representan 5% PIB

17_11_2015 HOY_MARTES_171115_ El País6 A

Los recursos invertidos en los accidentes de tránsito en la República Dominicana representan cerca del cinco por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Así lo afirmó ayer el presidente de la Fundación Red de la Dignidad (Fundared), ingeniero Mario Holguín.

Dijo que el país gasta al año más de RD$ 150 mil millones en atender víctimas de accidentes de tránsito porque el Gobierno no tiene una política de prevención de accidentes.

“Los recursos que se invierten en atender a las víctimas de accidentes de tránsito sobrepasan lo invertido en educación”, dijo Holguín al participar en el Primer Foro Nacional por la Seguridad Vial de la República Dominicana, celebrado anoche en el auditorio Manuel del Cabral, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).
Holguín destacó la importancia de crear políticas públicas integrales de prevención de accidentes.

Indicó que la República Dominicana es el segundo país del mundo en muertes por accidentes de tránsito, por lo que la seguridad vial debe ser tomada como un problema de Estado.

“Si no asumimos este tema como lo que es, un tema de Estado, y creamos leyes sobre seguridad vial basadas en políticas sostenibles, jamás vamos a reducir los elevados índices de accidentes de tránsito que nos han colocado en los primeros lugares a nivel mundial”, expresó el ingeniero Holguín.

En opinión del presidente de Fundared, si no se crea un órgano rector único y autónomo, autosuficiente y con autoridad, seguirán los accidentes de tránsito.

De su lado, la psicóloga Odeliza Mera dijo que la seguridad vial, en lo que tiene que ver con la prevención de accidentes es, además, un tema de la conducta del individuo.
“La conducta de la persona juega un papel fundamental en la prevención de accidentes, ya que la mayoría de los accidentes son por mal comportamiento de los conductores”, afirmó la profesional de la conducta.

En ese sentido, manifestó que cada persona debe tomar la decisión de no violar las leyes de tránsito, de no manejar bajo los efectos de las drogas, alcohol o a exceso de velocidad.