Costos de servicios contribuyen
a provocar deterioro de las ZF

Por MARIO MÉNDEZ
Un estudio sobre el deterioro del sector de zonas francas revela que son muchos los factores que han provocado el fuerte deterioro del sector de zonas francas en los últimos años.

Entre esos factores están la incursión de los países asiáticos en el mercado de confecciones,  la reducción en el ritmo de crecimiento de la economía de los Estados Unidos, el principal mercado de las zonas francas dominicanas, y el aumento en los costos de servicios.

Aunque se señala el tipo de cambio, se indica que otros países competitidores de la República Dominicana han tenido sobrevaluación de su moneda y, sin embargo, su deterioro en el sector de zonas francas no ha alcanzado el nivel de nuestro país.

Según un estudio preparado para la Secretaría de Economía Planificación y Desarrollo por  Angeles Calzada, Maritza García, Martín Francos, Magdalena Lizardo  y Antonio Morillo, el costo por dólar generado de los servicios básicos, incluidas las cotizaciones al IDSS, casi se ha duplicado entre 2000 y 2005, correspondiendo un papel destacado a la energía eléctrica.

Sin embargo, el estudio indica que por disposición presidencial, la mayor parte de las empresas de zona franca se han beneficiado en 2006 de una sustantiva reducción en el costo de la energía eléctrica, al permitirse que los operadores de los parques de zona franca sean clasificados como consumidores no regulados.

Además, el estudio indica que el costo del transporte interno también ha contribuido al deterioro del sector de zonas francas.

“Tradicionalmente se ha señala que la situación de cartelización del sistema interno de transporte es un elemento importante en los costos”, expresa.,

Señala que recientemente se ha anunciado un nuevo incremento de 35%, lo cual tiene incidencia particular en las empresas de zona franca de la región norte, dado que varias

multinacionales han prohibido que los transportes se realicen vía el puerto de Puerto Plata por sus pésimas condiciones, lo que obliga el traslado hasta Haina de los furgones.

También plantea que la cartelización del transporte internacional  ha sido siempre señalada como fuente de deterioro de la competitividad nacional.

Además, el estudio indica que los cargos de desaduanizar las mercancías, establecidos por la DGA y la Autoridad Portuaria, son sustancialmente superiores en la República Dominicana que en Centroamérica.

“Sólo la Dirección General de Aduanas carga US$100 por furgón vs. US$50-75 de costo total del desaduanamiento en Centroamérica”, indica el estudio.

El estudio advierte que de cara al futuro cercano, se ha señalado que el inicio del Seguro Familiar de Salud

“Informaciones de la SISALRIL indican que, de un total de 124,388 trabajadores de zona franca registrados en esa institución, 49,599 dan lugar a una doble cotización (IDSS más ARS privada)”.

No obstante, el estudio indica que esta situación ya está en vías de ser superada con la disposición que permite la desafiliación al IDSS de aquellos sujetos a doble cotización, con lo que el costo del seguro de salud de sus trabajadores debe experimentar reducciones.

El estudio advierte que si se desea participar activamente y con resultados positivos en el mercado global, la acción gubernamental debe dirigirse a apoyar lo que se ha denominado eficiencia sistémica, lo cual implica una estrecha observación de cómo las decisiones administrativas (como, por ejemplo, las tasas de los servicios aduaneros) –o la falta de ellas, como en el caso de la regulación del transporte- inciden en las condiciones de competitividad del aparato productivo nacional.