Creación de un partido político anticlientelista y antipatrimonialista (y 3)

Dibujo

§-12. Estar al servicio de los ciudadanos del futuro Estado nacional radicalmente anticlientelista y antipatrimonialista será más sacrificio que acumulación originaria, razón por la que el desempeño de los cargos públicos será, como en la utopía de Tomás Moro, una tarea que la mayoría rechazará, porque cada sujeto tendrá sus necesidades básicas cubiertas, sin llegar al modelo de planificación económica que condujo el socialismo al fracaso.

La producción estará dirigida a la creación de una revolución tecnológica y científica; al apoyo a los innovadores; a incentivar a los sujetos a producir inventos científicos y a la creación de valores artísticos y objetos para la comodidad de la vida mediante el uso de las artes aplicadas a través de la informática, la cibernética y la robótica, de modo que la República Dominicana se transforme en una potencia mundial.

§-13. La ética es radicalmente inseparable de la política y cualquier aspirante, adherente o miembro del partido que viole sus normas, con su conducta, actitud y acción pagará por esto, porque lo político es lo más público que existe. Si la acción-discurso del adepto afecta lo político, aunque pertenezca a lo particular privado o íntimo, tendrá consecuencias. Para resarcir el daño ocasionado, la instancia correspondiente del partido designará un acusador que aportará, ante la Comisión de Disciplina, las pruebas de la violación, luego de lo cual el violador será expulsado. El acusado podrá defenderse motu proprio, mediante un abogado o si no lo tiene se le asignará uno que no pertenezca al partido.

§-14. Acoger las sugerencias de las reformas constitucionales que el país necesita para convertirse en una república parlamentaria, cumplirlas y perfeccionarlas según la estrategia radicalmente anticlientelista y antipatrimonialista del partido para que sean partes del programa político del movimiento enunciadas en el libro Contra la ideología racista en Santo Domingo (SD: La Trinitaria, 1998).

§-15. Serán inscritos en sus Estatutos los símbolos del partido, entre los que figurará el escudo del movimiento con el lema “dignidad, integridad, austeridad, en la parte superior de un círculo y debajo las palabras “Patria y Libertad” y en el centro del círculo un escudo duartiano con la inscripción “Principios. Hombres, no”, en letras mayúsculas y con acentos. Los demás símbolos faltantes exigidos por las disposiciones electorales serán aprobados por las instancias del partido.

§-16. En el PC-Transformación caben todos los miembros de las denominaciones religiosas y los sujetos LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) que se acojan a la preferencia sexual aceptada por ellos, pero a condición de que respeten la ideología y principios del anti clientelismo y anti patrimonialismo radicales como credo básico de la transformación del actual modelo de Estado que rige al país desde 1844 y, además, siempre y cuando las acciones y discursos de los LGTB en el ámbito de lo particular privado o esfera de lo íntimo no violen las leyes del país y la ética política asumida por el partido, que considera la práctica las relaciones sexuales como un asunto única y exclusivamente entre adultos responsables y transparentes, con exclusión absoluta de los menores de edad, y que los miembros de las denominaciones religiosas acojan y respeten, además, el planteamiento del partido acerca de la separación entre iglesias y Estado y que, como instancias del mantenimiento del Poder que son, acepten que su ámbito de competencia es el mundo de los sujetos que les tienen miedo a la muerte y no saben adónde van después de su partida de este mundo, pero en ningún caso será permitido el desarrollo, dentro del partido, de proselitismos ni su intervención en la educación de la sociedad, un espacio político del dominio exclusivo de lo público, según de infiere de los Estatutos, normas y reglamentos del partido. Las religiones serán consideradas como un patrimonio cultural, etnológico y antropológico del futuro Estado nacional

De igual modo, serán castigados con la expulsión pública del partido aquellos miembros que cometan violaciones, estupros, incestos y violencia en contra de las mujeres o los hombres, independientemente de las sanciones que en la justicia del Estado correspondan a tales delitos o crímenes y el partido se convertirá en acusador de tales sujetos ante los tribunales de la República. El aborto será reconocido como un asunto de Estado siempre que ponga en peligro la vida de la madre, la criatura o de ambas a la vez. La ley estatuirá cómo y cuándo las instancias oficiales correspondientes autorizarán la adopción de semejante medida.

§-17. A todos los sujetos clientelistas y patrimonialistas de nuestro país les esperamos con los brazos abiertos en el PC-Transformación una vez que hayan superado la depresión que les causará la borrachera electoral del 15 de mayo de 2016, a fin de reeducarles en la concepción teórico-práctica de nuestro movimiento.

§-18. Para ser miembro del partido PC-Transformación no basta con decir que se es anti clientelista y anti patrimonialista, es además necesario asumir que el corolario de la primera afirmación implica dialécticamente la inexistencia de la nación dominicana y la ausencia de las seis condiciones que se requieren para ser un sujeto pleno. Quienes dicen ser anti clientelistas y anti patrimonialistas y afirman con rotundidez que la nación dominicana existe y que tenemos un Estado nacional desde 1844, “dicen lo que saben, pero no saben lo que dicen” (Meschonnic).

§-19. De la práctica teórica de Juan Bosch el PC-Transformación recupera el concepto de círculo de estudios y lo liga indisolublemente al párrafo 18 que antecede como vía para formar a los aspirantes a miembros de nuestro partido luego de haber aprobado el examen acerca de la teoría política de la sociedad y el Estado clientelista y patrimonialista fundados en 1844 con la ideología de los colonizadores de América y los imperialismos de los siglos XIX y XX.

§-20. Será un reto para la Junta Central Electoral clientelista y patrimonialista el reconocer al PC-Transformación debido a que es un partido de la modernidad y tal reconocimiento le obligaría a modificar la ley y los reglamentos que la rigen a fin de adaptarlos a la realidad ciberespacial, cibernética e informática de hoy, lo que obligará también a los partidos tradicionales a utilizar la plataforma informática. De modo que para el PC-Transformación no tienen vigencia ya los locales físicos provinciales, municipales, distritales, zonales y rurales. Todo eso se realizará por computadora y el PC-Transformación elaborará la forma en que sus miembros crearán sus comités políticos en cada localidad geográfica del país y la forma de gobernarlos a través de las redes sociales y el ciberespacio.

El PC-Transformación dice mano a la obra. Este es su manifiesto fundacional entendido como continuidad-discontinuidad en cada época hecha de triunfos y reveses. La suerte está echada. (FIN).