Crean fondo cooperativo con auspicio de la JAD

http://hoy.com.do/image/article/204/460x390/0/928E9292-5463-43AA-AF5B-EEF408886DF8.jpeg

POR EVARISTO RUBENS
Con el auspicio de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), agroempresarios de diferentes provincias participaron en la asamblea constitutiva del Fondo Cooperativo de Financiamiento al Desarrollo Agropecuario (FONDAGRO), que busca reducir el déficit de créditos para los productores.

Ese fondo comenzará sus operaciones de captación de ahorros inmediatamente y de créditos en un período máximo de tres meses, para atender a la demanda de financiamiento de proyectos productivos.

El objetivo final de la JAD y de los demás promotores del FONDAGRO es que este mecanismo contribuya a facilitar los recursos económicos que permitan llevar a delante el proceso de transformación y modernización tecnológica de la agropecuaria, agroindustria, foresta y de apoyo al desarrollo rural.

Así surge el FONDAGRO, un instrumento que gestionará y canalizará recursos, tanto de los propios ahorros de los agricultores organizados, de aportes o inversiones especiales de socios, de recursos provenientes de préstamos de organismos internacionales, así como de donaciones, reinversiones y otras.

El fondo está motivado en la necesidad que tiene el sector agropecuario de disponer de fuentes de financiamiento a largo plazo en condiciones competitivas para adquirir tecnología, insumos y material de siembra de calidad, así como para efectuar los cambios e innovaciones dirigidas a aumentar la productividad y competitividad, que en gran parte, demandan de mayores recursos financieros.

La asamblea constitutiva del FONDAGRO fue celebrada en la sede de la JAD, institución promotora y progenitora de esta entidad que ha logrado entusiasmar a decenas de empresarios e inversionistas que aportarán importantes sumas de dinero para formar el capital principal con que empezará a operar la nueva institución crediticia.

Ejecutivos de la JAD, acompañados de funcionarios del Instituto de Desarrollo Cooperativo (IDECOOP) y de varias cooperativas nacionales, han estado recorriendo los principales pueblos del país en labores de promoción y creación de conciencia entre los agroproductores, sobre la necesidad e importancia de contar con un mecanismo especializado de financiamiento al desarrollo agropecuario, forestal y rural.

El ingeniero Osmar Benítez fue escogido como presidente ejecutivo del consejo de directores del FONDAGRO, quien expresó su convencimiento de que ese fondo representa una respuesta definitiva y saludable a las necesidades de recursos financieros de los productores agropecuarios criollos.

Explicó que este mecanismo surge como solución a las recomendaciones hechas en diferentes encuentros de dirigentes de productores organizados por la JAD, quienes han discutido y analizado con técnicos y funcionarios en diferentes escenarios nacionales, que hay que buscar alternativas viables a la escasez y carestía del financiamiento para facilitar el desarrollo agropecuario.

Dijo que la creación del FONDAGRO constituye una solución propia que se dan los productores que cuenta con la aprobación y respaldo de una gran parte del liderazgo de los productores agropecuarios de todo el país, quienes asumen el compromiso de darle su apoyo material y moral conscientes de que responde a las necesidades de los actores principales del sector agropecuario.

Recordó que a finales del 2004 en el Encuentro Nacional de Dirigentes del Sector efectuado en Juan Dolio, San Pedro de Macorís, fue aprobada la formación del FONDAGRO, procediéndose luego a la escogencia del comité gestor y a la elaboración de un plan de trabajo, con un calendario de actividades que culminaron ayer con la asamblea constitutiva.

El comité gestor, encabezado por Benítez, dio cumplimiento fiel a ese mandato, organizando charlas, realizando reuniones y ofreciendo explicaciones a los dirigentes de las principales organizaciones de diferentes poblaciones, que en la mayoría de los casos, no solo aprobaban el proyecto, sino que también expresaban su disposición a contribuir con dinero para la creación del fondo.

Estas actividades fueron realizadas en Santiago, San Juan de la Maguana, Moca, San Francisco de Macorís, San Pedro de Macorís, El Seibo, La Romana, Higuey, Baní, Azua, Barahona, Bonao, Hato Mayor, Constanza, Jarabacoa, La Vega, Cotuí, Nagua y Samaná, entre otras poblaciones.

También se necesita financiamiento para llevar adelante un proceso de sustitución de sistemas de riego de inundación por sistemas de riego por goteo o aspersión; la incorporación de animales y sistemas superiores de selección, mejoramiento, alojamiento, alimentación, ordeño y manejo de animales y productos.

Asimismo, se requiere el establecimiento y desarrollo de operaciones de empaque, transformación, transporte y almacenamiento adecuados, para mercados locales y de exportación más exigentes y el sistema financiero vigente en el país dedica menos del 5% de su cartera total al sector agropecuario, la que depende principalmente del Banco Agrícola.

Se espera que en la medida en que el FONDAGRO se fortalezca en el ofrecimiento de servicios financieros a los productores agropecuarios, que haya acumulado suficientes recursos económicos, podrá establecer sucursales u oficinas de ahorros y préstamos donde las actividades productivas las requieran.