Crece la esperanza de vida mundial aunque con peor salud, según un estudio

vida

Londres. La esperanza de vida global ha aumentado en más de seis años en las últimas décadas, aunque también se ha incrementado el tiempo en el que las personas conviven con enfermedades y discapacidades, según un estudio publicado hoy en la revista “The Lancet”.

La expectativa de vida en el mundo era en 2013 de 71,5 años para ambos sexos, 6,2 más que en 1990, mientras que la esperanza de una vida saludable, sin sufrir problemas de salud graves, creció en ese mismo periodo 5,4 años -de 56,9 años a 62,3-.

“El mundo ha hecho grandes progresos en el campo de la salud, pero ahora el reto es encontrar caminos más efectivos para prevenir o tratar las principales causas de enfermedades y discapacidades”, señaló Theo Vos, profesor del Instituto para la Evaluación y Medición de la Salud (IHME) estadounidense.

El avance en el número de años que pueden vivir las personas en el conjunto del planeta se ha producido en gran medida gracias al descenso de la mortalidad en enfermos de VIH y malaria en la última década, así como por los avances en el tratamiento de desórdenes durante el embarazo, en neonatales y en nutricionales.

Si bien el aumento en la esperanza de vida es una realidad en la mayoría de países del mundo, en naciones como Botsuana, Belice y Siria, el número de años que viven como media sus ciudadanos sin enfermedades graves era similar en 1990 y 2013.   En otros países, entre ellos Suráfrica, Paraguay y Bielorrusia, la esperanza de vida saludable decreció en los 23 años previos a 2013.   En Nicaragua y Camboya, en cambio, las personas viven con buena salud una media 14,7 y 13,9 años más, respectivamente, que en 1990.