Crece tensión en Guatemala; Otto Pérez niega estar en red corrupta

24_08_2015 HOY_LUNES_240815_ El Mundo11 B

GUATEMALA. AP. El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, dijo ayer que no renunciará al cargo, luego de que la fiscalía solicitara el retiro de su inmunidad por su presunta participación en un caso de fraude aduanero. “Declaro categóricamente que rechazo mi vinculación a la misma, haber recibido dinero alguno de esa operación de defraudación aduanera, mi conciencia está tranquila en ese sentido”, dijo.

Perez Molina también pidió perdón y reconoció que en su gobierno se realizaron actos de corrupción. “Esto me obligo a pedir disculpa pública y a decir lo que nace del fondo de mi corazón, a pedir perdón a los guatemaltecos”, añadió, negando que fuera a renunciar por estos señalamientos.

Guatemala ha registrado varias jornadas de protestas exigiendo la renuncia del presidente, luego de que la fiscalía y la Comisión Internacional contra la corrupción en Guatemala descubrieran varios hechos de corrupción de funcionarios en el gobierno.

La falta de presencia pública del presidente Pérez Molina obligó a una jueza a realizar un recurso de exhibición personal para conocer su paradero. Tras verificar que se encontraba en la casa presidencial, la jueza Carmen Pocóm dio por concluido el recurso.

Ayer, la comisionada presidencial para la reforma policial Adela Torrebiarte presentó su renuncia, uniéndose a 6 funcionarios más que el sábado dimitieron tras las denuncias de corrupción contra el gobierno de Pérez Molina.

El ex vicepresidente Eduardo Stein (2004-2007) dijo que el país atraviesa una crisis política profunda. “Hemos llegado a una crisis política verdaderamente grave, nunca antes en nuestra historia democrática el ministerio publico había solicitado que se le retire la inmunidad a un presidente en ejercicio presentando elementos probatorios muy serios”, dijo Stein. Mientras tanto, varios sectores, entre ellos el empresarial, exigen la salida del presidente.

Stein, analista político, dijo que a pesar de la crisis existe en el país un marco jurídico que prevé una eventual salida del presidente del poder. “Hay incertidumbre en la ciudadanía pero no hay duda institucional, pues hay un marco legal”, dijo Stein.

La fiscalía y la Comisión Internacional contra la impunidad en Guatemala solicitaron el retiro de la inmunidad de Pérez Molina tras una investigación en la que determinaron que una red de funcionarios y particulares recibía sobornos de empresarios con el fin de ayudarles a evadir impuestos. Según las evidencias encontradas, los sobornos eran repartidos entre los integrantes de la red.

Las autoridades aseguran que Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti estaban a la cabeza de la red. Baldetti renunció al cargo el pasado 8 de mayo tras su vinculación, y el viernes fue enviada a prisión.

LA CLAVE

“La línea”

La red denominada “La línea” era una estructura liderada supuestamente por Juan Carlos Monzón Rojas, prófugo ex secretario privado de Baldetti, quien se encargaba de entregar los sobornos al presidente como a la ex vicepresidenta. Entre las evidencias obtenidas por autoridades se determinó que en 1 semana, Pérez Molina y Baldetti habrían recibido al menos dos millones de quetzales (US 262.000) en sobornos. En los allanamientos hechos por las autoridades se encontró una cotización a nombre del presidente Pérez Molina que buscaba blindar su vehículo Jaguar XF por 23,000 dólares.