Cree crecimiento de parque de vehículos nuevos no es grande

23_11_2016 HOY_MIERCOLES_231116_ Economía5 E

El mercado automotriz dominicano tiene desafíos que enfrentar para que toda la población y las empresas puedan adquirir con mayor facilidad un vehículo nuevo, frenar la competencia desleal entre las empresas del sector, eliminar prácticas engañosas en perjuico de los consumidores y reducir la contaminación del medio ambiente.
Entre esos desafíos se encuentran lograr que las entidades bancarias faciliten más el crédito a través de productos financieros innovadores, hacer cumplir la ley que prohíbe la importación de vehículos usados con más de cinco años, vigilar que no se alteren los milleros de las unidades usadas que entran al país para reducir su kilometraje, que el Estado saque de circulación los carros de concho para garantizar un servicio de transporte en autobuses más eficiente y seguro.
Además de que implemente un esquema para que los autos que más contaminan paguen una tasa de impuesto más alta por circulación.
Estos planteamientos fueron hechos por el presidente del Grupo Viamar, Fernando Villanueva, durante una entrevista para HOY, donde indicó que de acuerdo a estadísticas, por cada mil habitantes hábiles para conducir un vehículo el porcentaje que posee uno en República Dominicana es muy bajo en comparación con otros países.
Villanueva llamó a las entidades financieras a ser más “creativas” para que los préstamos destinados a la compra de vehículos nuevos sean más flexibles.
Entiende que una de las trabas es la falta de creatividad financiera, al argumentar que la banca es tímida para otorgar préstamos para vehículos, a pesar del número de autoferias que se realizan en el país.
Abogó por la implementación de financiamientos tipo leasing, además de una reducción de las tasas de interés, meses de gracia y la eliminación de la cuota inicial, lo que ha dado resultados en países como Estados Unidos.
Lamentó que las empresas, especialmente pequeñas y medianas, son las que más dificultades presentan para acceder a financiamiento para adquirir vehículos.
El empresario también dijo que en el país se está violando la ley que prohíbe la importación de vehículos con más de cinco años de fabricación.
Dijo que de acuerdo a las últimas estadísticas, por cada vehículo nuevo que entra al país se importan tres usados, muchos de ellos con más de cinco años.
Asimismo dijo que otro de los desafíos que tiene el sector es que importadores vehículos de usados incurren en la práctica de alterar el millero de las unidades que traen para hacerle creer al comprador que es un carro de menos uso, lo que va en perjuicio de los consumidores y crea una competencia desleal en el mercado.
También dijo que el Estado debe penalizar a los vehículos conforme a los niveles de contaminación.