Cree endeudamiento es un acto de irresponsabilidad

El precandidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano, Luis Abinader, llamó la atención sobre la política de endeudamiento del actual gobierno y afirmó que el presupuesto aprobado por el Congreso Nacional está diseñado para el pago de la deuda, con muy limitadas posibilidades para invertir en las áreas vitales del desarrollo.

El economista y empresario  dijo que la administración del presidente Fernández ha preferido hipotecar  al  país para mantener ciertos niveles de popularidad política, en lo que definió como una acción tremendamente irresponsable que gravitará como una pesada carga sobre las presentes y futuras generaciones. “Ese es el legado histórico que está dejando  el presidente a la sociedad dominicana”, apuntó.

Dijo que cuando el doctor Fernández asumió el poder en el año 2004 encontró una  deuda de aproximadamente 7 mil millones de dólares y en poco más de cinco años la ha llevado a unos 19 mil millones de dólares. Indicó  que el cuarenta por ciento de los ingresos fiscales del Gobierno  se están destinando al pago de la deuda.

“Leonel Fernández se ha convertido en un emperador del endeudamiento”, subrayó Luis Abinader.

Sostuvo que el mandatario solo aplica la austeridad para los médicos, los maestros, los militares y policías y las enfermeras  que siempre han tenido que vivir  en austeridad. Le sugirió al gobernante que disponga un aumento salarial para esos sectores de la administración pública y que controle los gastos suntuarios que caracterizan a su gobierno. Dijo que en el país  hay partidas en departamentos del Gobierno  que ni sus propios administradores conocen porque no hay control sobre el presupuesto.

Pidió a la dirección del PRD y a su bloque parlamentario que se mantengan alertas sobre la ejecución del próximo presupuesto, ya que se trata esencialmente de un instrumento para el pago de la deuda, sin un compromiso con los sectores estratégicos para impulsar el desarrollo de la nación.

Sobre la situación interna del PRD, el licenciado Abinader se mostró en desacuerdo con el estilo de gestión del presidente de la organización, ingeniero Miguel Vargas, a quien responsabilizó de desacreditar el ambiente de diálogo entre los distintos sectores del  partido.

“Le pido al presidente de mi partido que actúe con humildad, ya que la política es una actividad humana que demanda disposición para el diálogo y la concertación”, expresó Abinader.

Señaló que él más que nadie conoce todas las injusticias que se están cometiendo contra meritorios  compañeros, y solicitó a los dirigentes disgustados que no abandonen las filas del PRD, “que luchemos  dentro del partido para hacer que las cosas cambien y que se respeten los estatutos”.

“Tenemos que mantenernos dentro del  PRD y hacer todos los esfuerzos necesarios para entendernos, ponernos de acuerdo para avanzar en las elecciones del próximo año y prepararnos para ganar en el 2012”, expresó Luis Abinader.