Cree la Suprema es dependiente

POR  LLENNIS JIMÉNEZ
El vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS), Servio Tulio Castaños Guzmán, expresó ayer que esa entidad disiente de las afirmaciones del presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Subero Isa, de que ese tribunal es totalmente independiente. Afirmó que existe una percepción en toda la población de que a lo interno del Poder judicial, la justicia o la Suprema Corte de Justicia (SCJ) no es lo suficientemente independiente, ni diligente.

Dijo reconocer que la justicia en la República Dominicana ha avanzado pero, sin embargo, hay una opinión contraria en la población, debido a que todavía tiene rasgos de debilidad. Planteó que con sus hechos, la justicia a veces demuestra independencia, pero otras veces demuestra debilidades.

Castaños Guzmán consideró, asimismo, que la justicia dominicana tuvo un revés con lo ocurrido en Higüey, donde un juez decidió descargar a varias personas acusadas de violación sexual infantil y de emitir una sentencia que calificó violatoria de la organización judicial.

Criticó que a este momento la SCJ no haya dado a conocer las medidas disciplinarias impuestas a ese magistrado que actuó contrario a lo que quería la población.

 “Es decir, existe una percepción en toda la población de que muchas veces desde la propia SCJ, por ejemplo, casos específicos no son llevados con la suficiente independencia que los mismos requieren. O sea, nosotros reconocemos que ha avanzado y que se ha venido avanzando, sin embargo, a lo interior, como es la SCJ que nombra los jueces, hemos visto por parte de la población que hay una percepción de que a lo interno no es suficientemente independiente”, significó.

Castaños Guzmán fue entrevistado en el acto de firma de un acuerdo con la Unión de Emisoras Católicas (UDECA), para la implementación del Código Procesal Penal.

Hizo sus planteamientos en respuesta a las declaraciones del presidente de la SCJ, quien defendió “la total independencia que ha logrado el tribunal de alzada”, al no tener, según afirmó, ningún factor político, económico o social que incida en sus decisiones.

Afirmó Subero Isa en las declaraciones reseñadas ayer en un diario de circulación nacional, que ya no existen ventas de sentencias por parte de los jueces y que en las ocasiones que se han detectado anomalías de esa naturaleza, los magistrados han sido separados del Poder Judicial.

A esto, Castaños Guzmán consideró que la percepción que tiene la sociedad dominicana es que la SCJ deberá corregir sus pasos.

El jurista manifestó que cuando se habla de independencia no se demuestra con dichos, sino con hechos, porque se es independiente en la medida en que los actos lo reflejen.

Sostuvo que FINJUS valora que la justicia ha venido avanzando, pero que  de una u otra forma, la SCJ  todavía, a lo largo de lo  que será su devenir, tendrá que mejorar muchos aspectos, como es el caso de las inspectorías judiciales.

Señaló que muchas veces hay denuncias contra jueces pero el Departamento de Inspectoría de la SCJ no es lo suficientemente efectivo ni diligente como la población y sectores de la vida nacional quisieran que fuera.

Castaños Guzmán deploró la forma como el juez de Higüey, provincia La Altagracia, Ramón Emilio Sánchez Carpio, decidió descargar a los implicados en la violación de varios niños que estaban al cuidado de un albergue, hecho que entre otras personas, involucra al sacerdote Cirilo Núñez y al diácono Ramón Flores Betances.

“Tenemos el caso, por ejemplo, del juez de Higüey y vemos que se anunció que se está haciendo una investigación, sin embargo, no se han visto los resultados, ni se le ha dado a la población cuáles han sido, por ejemplo, los resultados de esa investigación, cuando toda esta población sabe que ese magistrado violó la Ley de Organización Judicial, consultando abogados por otro lado”, planteó.

Dijo, asimismo, que la sentencia del juez de Higüey se fundamenta en legislaciones que inclusive, han sido derogadas, por lo que enfatizó que la justicia debe de independizarse aún más y fortalecerse.

Instó a la SCJ a hacer una rápida investigación de este caso, porque a su entender, los elementos están ahí, y tomar las medidas que se requieren de conformidad con la Ley de Organización Judicial, que son la de amonestarlo o destituirlo, de comprobarse que no ha cumplido con el voto de la ley.

PREFERENCIA

El ejecutivo de FINJUS dijo que en la justicia ha habido casos que tienen relevancia que han tardado más en resolverse que aquellos que son comunes y normales. Mencionó las solicitudes que en materia de inconstitucionalidad se le han hecho a la SCJ, de las que, según afirmó, hay más de cien casos pendientes de fallos, cuando deberían ser resueltos por el pleno de manera administrativa.

CÓDIGO NO ELEVA DELINCUENCIA

El vocero de FINJUS rechazó que el incremento de la delincuencia tenga que ver con la implementación del Código Procesal Penal, como se afirmaba en principio.

Castaños Guzmán manifestó que la delincuencia se debe a la falta de oportunidades, tal como plateó Subero Isa, así como a las desigualdades sociales que hay en el país. A su juicio, basta con leer el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PUD), para darse cuenta de que un país rico como este, lamentablemente está lleno de gente pobre.

 “Eso es excelente”, añadió refiriéndose al contenido que recoge el informe, el cual recomendó que sea tomado como hipótesis de trabajo de todos los sectores de la vida nacional, y que sirva para fortalecer los programas de gobierno de todos los partidos políticos de la República Dominicana.