Creen Gobierno debe autorizar importación azúcar

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/11EDDE05-6E45-4CBF-B053-1407AB81E156.jpeg

El Gobierno está llamado a autorizar  la importación de unas 120 mil toneladas métricas de azúcar crema y otras 30 mil de refino para cubrir  el déficit que en lo que resta de este año se registrará en el mercado, por efecto de la baja producciòn local, según sectores industriales y comerciales.

De acuerdo a la Asociación Nacional de Fabricantes de Dulces y Afines (ASODULCES), de no autorizarse esas importaciones de manera oportuna y en forma equitativa, el saco de azúcar podría llegar a venderse hasta a RD$1,900.00.

El  director ejecutivo de la entidad, César Heredia, sostuvo que el déficit de más de 100 mil toneladas de azúcar crema que se presentó en el 2006, se repetirá este año en igual proporción  debido a que los ingenios no producirán en la cantidad que tienen estipulado.

En cuanto al azúcar refino, de gran demanda de los industriales miembros de ASODULCES, Heredia favoreció que se haga una alianza estratégica con el sector azucarero, en especial con Central Romana, por ser ú_nico productor de azúcar refino, a fin de buscarle solución al problema.

Heredia consideró que las importaciones de azúcar crema se hagan de manera oportuna y las cuotas sean asignadas de manera equitativa, a los fines de que los usuarios de esa materia prima, como son los industriales afiliados a Asodulces, tengan participación.

Advirtió que el déficit en el suministro de azúcar, tanto crema, como refino se debe a que al igual que el año pasado, los ingenios tendrán una producción muy por debajo de lo estipulado.

Refirió Heredia, que debido a esa situación, los fabricantes de productos que utilizan como materia prima el azúcar, confrontan periódicamente dificultades para adquirirla.

Destacó que para este año se ha establecido el decreto zafra para lo que debe ser la producción en los diferentes ingenios, y según el cual el Central Romana debe producir 340 mil toneladas, los ingenios Cristóbal Colón y Caey 80 mil, el Barahona 57 mil, 500, el Porvenir 25 mil 200, Consuelo y Boca Chica 48 mil 198 toneladas, mientras Montellano y Amistad 16 mil 615.

Estimó que sólo se puede contar con una producción asegurada al nivel de lo contemplado en los ingenios Central Romana, Cristóbal Colón y Barahona.

“Los demás ingenios, Porvenir, en manos del Estado, Consuelo y Boca Chica, administradores por la empresa Etanol Dominicano y Montellano, no producirán la cantidad de azúcar crema estimado, dijo. Heredia.

Refirió que el ingenio Porvenir, que inició ya su zafra, el año pasado apenas produjo unas 10 mil toneladas métricas de azúcar, y cree que en esta oportunidad no sobrepasará las 15 mil.

Añadió que los ingenios Consuelo y Boca Chica que tienen programado producir unas 48 mil 195 toneladas, producirán muy por debajo de esa cantidad, porque iniciaron la zafra tarde.

“Queremos establecer que difícilmente con la situación que se presentará la industria azucarera supere la barrera de las 500 mil toneladas este año, y que será similar a la de 2006, y si es que esos ingenios como El Consuelo y Porvenir puedan aportar las pequeñas cuotas de producción”, agregó Heredia.

Refirió que eso plantea que este año nuevamente habrá déficit  de entre 100 mil a 120 mil toneladas de azúcar crema, lo que tendrá que ser cubierto con importaciones.

Insistió Heredia, sin embargo, en que esas importaciones tienen que ser programadas y desarrolladas en tiempo adecuado para evitar que la especulación cobre cuerpo y los precios del producto se depriman.

“Nosotros tenemos tanto interés como los productores azucareros para mantener el precio del  mercado, porque no queremos que el sector azucarero pierda dinero, porque es una garantía para el productor. No queremos descalabro del sector, pero sí la debida participación en las importaciones que se hagan para cubrir el déficit, subrayó.

ASODULCES aglutina a decenas de industriales grandes, medianos y pequeños productores de lácteos, bebidas refrescantes, golosinas, conservas, jugos, helados, galletas y otros productos.

Esta entidad, además, suministra el 100 por ciento del alimento que se suministra como desayuno escolar en los planteles educativos públicos.

Precisó, sin embargo, que el azúcar por excelencia en cuanto a lo que es la producción industrial, cuyo sector representa, es el azúcar refino, y a este respecto, resaltó que ASODULCES, mantiene excelentes relaciones con el principal productor de ese rubro, el Central Romana, que ha establecido pequeñas asignaciones directas.

Esa decisión de los ejecutivos de ese emporio azucarero es muy importante para los industriales del dulce, porque les resuelve en gran medida el problema que cada año afrontan para adquirir esa materia prima.

Indicó que la producción de refino que tiene Central Romana ya resulta insuficiente debido al incremento de la demanda de las nuevas empresas que se han instalado y que requieren que se les asignen partidas.

En este sentido,  Heredia precisó que la Asociación que preside favorece una alianza con el sector azucarero, en especial con Central Romana, por ser el _único productor de azúcar refino, materia prima por excelencia de las empresas productoras de alimentos y bebidas.

Recordó que el año pasado se hizo un estudio de la situación de demanda de azúcar refino, y que la entidad en esa ocasión planteó que se importara entre 20 mil a 30 mil toneladas que era el déficit, para de esa forma evitar especulaciones.

Dijo que como consecuencia de la situación, en el 2006 un saco de azúcar refino llegó a costar en el mercado mil 900 pesos, “y si no se hacen las importaciones a tiempo y con la equidad requerida esa situación podría repetirse”.

“De manera,  lo que estamos planteando de antemano es que se analice lo que es el mercado azucarero y se determine cuál será el nivel de importación, tanto de crema como de refino”, insistió el principal directivo de ASODULCES.

Aclaró Heredia que si la cantidad de azúcar refino tiene que traerla el mismo productor, o sea, Central Romana, la entidad que preside  no se opone, porque lo que necesita es la garantía del suministro y la estabilidad del precio, “porque no queremos entrar en una guerra de importaciones con ese consorcio privado”.

Consideró que ante los retos que plantea la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio RD-CAFTA, las empresas nacionales más que desangrarse en situación de competencias internas tienen que procurar competitividad para unidos luchar frente a un mercado altamente competitivo y que ha tomado al industrial dominicano desprovisto de las condiciones para poder mantenerse.

“De manera que esto requiere que el empresario, el industrial, mantenga una estrategia de alianza frente a la embestida que ha de venir”, agregó.

Reveló que frente a la entrada en vigencia del DR-CAFTA, la ASODULCES  ha buscado en forma estratégica la alianza con sectores transportistas y entidades de financiamiento para favorecer a los industriales con lo que es financiamiento al breve plazo de sus materias primas.

Dijo que se busca,  en coordinación con la Asociación de Empresarios de Herrera, el desarrollo de proyectos de exportación de productos que sólo se produzcan en el país, en especial frutas tropicales netamente dominicanas, para lo cual serán buscados nichos de mercados en el exterior.