Creen inadecuado protagonismo al FMI

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/BD759718-EB88-45BA-9712-BB3D24EBAAFD.jpeg

POR ALEIDA PLASENCIA
La Asociación de Empresas Industriales de Herrera (AEIH) consideró ayer “desatinado” el protagonismo que se le ha dado al Fondo Monetario Internacional (FMI) en el debate sobre la rectificación fiscal.

La AEIH, en un comunicado de prensa, también dice que “ese refuerzo importado, lejos de ayudarle a ganar el banderín, afecta más la credibilidad del gobierno frente al público”.

Advierte que “si el gobierno persiste en imponer a capa y espada la rectificación fiscal”, se arriesgaría a perder uno de sus mayores activos: la confianza que generó en los agentes económicos el retorno al poder del presidente Leonel Fernández en el 2004.

La AEIH deplora, además, que el tema de la reforma fiscal “esté siendo manejado en forma confusa como si estuviera en manos de neófitos o aficionados, en lugar de personas con experiencia de Estado”.

En el comunicado, producido en el marco de la celebración de un “Consejo de pasados presidentes” de la AEIH, la entidad lamenta que “algunos funcionarios apuesten a que la reforma fiscal sea aprobada sobre la base de que de aquí a enero la población habrá olvidado los efectos”.

Sostiene que “el mal sabor de ese trago amargo quedará por mucho tiempo en la boca de los sectores populares, que son quienes al final pagan las consecuencias”.

“Y le decimos al Presidente (Fernández) que recuerde que su gran éxito en materia económica ha sido que él despertó confianza y credibilidad, algo que él debería cuidar como la niña de sus ojos”, manifiesta la AEIH.

El empresario Ernesto Vilalta, quien firma el comunicado  de la AEIH, respalda el planteamiento de la Asociación de Industrias de la República (AIRD), en el sentido de que el gobierno puede manejarse el próximo 2007 sin una nueva reforma fiscal si reajusta el gasto, en especial el corriente, y si reorienta los subsidios a la electricidad y al gas licuado de petróleo.

Sostiene la AEIH que la incorporación de una serie de productos de alta demanda popular a la base del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) implicará un aumento directo en los precios de esos bienes.

Indica que en 2005 (en el contexto de la reforma fiscal) era viable generalizar el ITBIS, partiendo de que al desmontar la comisión cambiaria su efecto sería prácticamente nulo en los precios de los bienes afectados.

No obstante, señala que en esta coyuntura ese escenario ha cambiado “y lo que hubiese sido una buena medida en la reforma pasada, hoy es algo que atenta contra la economía popular y los costos de operación del sector productivo”.