Creen José Reyes es mejor primer bate

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/9799C39A-E7DD-404C-A38F-9B9F10F1993C.jpeg

POR JERRY CRASNICK
ESPN.com

Kenny Lofton, un jugador que ha producido hits en masa más que citas concisas a lo largo de los años, una vez evocó la analogía perfecta para describir a un buen primer bate.

Los atributos requeridos incluyen velocidad y perspicacia para correr las bases, paciencia y un ojo de águila, un poco de fuerza, un paso decidido y tenacidad.

“Uno no se puede poner los zapatos sin las medias”, dijo Lofton en una entrevista en 1996. “Es una combinación-zapatos, medias, pantalones y camisetas. Si algo falta uno está en problemas”.

Mientras que Rickey Henderson está primero en la lista de mejores vestidos del Sr. Blackwell, es difícil encontrar muchachos que tengan sus roperos llenos de ropa. Quizás ésa sea la razón por la que ser primer bate sea como trabajar para el gobierno: Si uno es razonablemente capaz, tiene un trabajo de por vida.

Lofton está pujando para su undécimo equipo de las mayores, los Vigilantes de Texas, a los 39 años de edad, y Craig Biggio está acercándose a los 3,000 hits con Houston. Mientras tanto, varios talentosos jugadores (Rocco Baldelli, Curtis Granderson, Rickie Weeks) están intentando aceptar las consecuencias del rol por más que estén capacitados para batear en otra posición de la alineación.

¿Quiénes son actualmente los primeros bates de elite de Grandes Ligas? Los presentamos en la siguiente lista.

1. José Reyes, Mets

“Es el mejor jugador en el béisbol”, dijo un hombre de la oficina frontal de la Liga Nacional acerca del dominicano Reyes.

 “Puede cambiar el partido de la manera que quiera”.

En base a su actuación del 2006, un Reyes en condiciones aparenta ser una seguridad para 20 jonrones, 15 triples, 120 anotadas, 80 carreras impulsadas y 60 bases robadas. Su porcentaje de embasarse, que pasó de .300 a .354 la temporada pasada, continúa una tendencia hacia arriba a medida que su disciplina y reconocimiento de lanzamientos mejoran a la par.

¿Recuerdan cuando la gente se reía de Reyes por su falta de paciencia? En el 2005, Reyes se ponchó 18 veces y no recibió ni una sola base por bolas en todo el mes de abril. Hasta ahora esta temporada, cuenta con 13 boletos.

Reyes irá en busca de un lanzamiento fuera de la zona con dos strikes, pero rara vez batea el primer lanzamiento a menos que sea un strike. La madurez y la experiencia de Carlos Beltrán, Carlos Delgado y José Valentín lo han transformado en un hombre con un plan de juego.

Aún cuando Reyes se torna imprudente en las bases, tiene velocidad para corregir sus errores. Ha sido exitoso en el 81 por ciento de sus intentos de robo de por vida, y está de 14-12 en ese sentido en el 2007.

2. Grady Sizemore, Indios

Si Sizemore está detrás de Reyes, no es por mucho. Un ejecutivo, citando la velocidad, habilidad de correr las bases, impresionante poder y juicio prudente en las bases de Sizemore lo llamó “lo más cercano que hay a un jugador completo”.

Como Sizemore sólo tiene 24 años de edad, es un impresionante atleta y un jugador apasionado, sólo tiene por mejorar.

Hay sólo dos áreas en las que Sizemore está fallando: 1) Es un bateador de por vida de .223 contra los zurdos, y 2) se poncha demasiado.

3. Johnny Damon, Yankees

Damon está empezando a mostrar un poco de desgaste tras haber jugado un mínimo de 145 partidos por año en el jardín central durante 11 temporadas consecutivas. Está luchando contra una lesión del tendón de la corva y molestias en la espalda.

Pero aún seguimos hablando acerca de este muchacho de 33 años de edad-un buen jugador que batea buenos lanzamientos, toma sus bases por bolas y constantemente marca el tono de la ofensiva. Y si juzgan a un hombre por quiénes lo acompañan, Damon va a ser un buen competidor por un puesto en el Salón de la Fama cuando termine su carrera. En el 2006 se unió a Lou Gehrig y a Stan Musial como los únicos jugadores en sobrepasar los 30 dobles y 100 carreras anotadas en nueve temporadas consecutivas.

4. Ichiro Suzuki, Marineros

Claro está, a uno le gustaría ver al japonés aceptar más bases por bolas. Pero cuando un muchacho acumula 200 o más hits durante seis temporadas consecutivas y su porcentaje de embasarse es de aproximadamente .376, significa que no está pasando demasiado tiempo en el dugout.

Ichiro también gana puntos por saber qué hacer contra su rival. Es un corredor de bases inteligente y atento, y convertirá esos sencillos en dobles rápidamente. La temporada pasada se robó 45 bases en 47 intentos, para una tasa de éxito del 95.7 por ciento. Según Baseball Prospectus, es la mejor marca de todos los tiempos para un jugador con 40 intentos de robos o más.

5. Rafael Furcal, Dodgers

El dominicano Furcal se relajó desde su regreso de una lesión de tobillo el 13 de abril. No hay por qué preocuparse: Comenzó lentamente el año pasado antes de marcar números impactantes (un promedio de .339 y una combinación de .963 de porcentaje de embasarse/porcentaje de jonrones) tras el receso del Juego de las Estrellas para los Dodgers (comodín de la Liga Nacional).

Furcal tiene el talento, y la velocidad y la agresividad necesarias para presionar a la oposición una vez que se embasa. Al igual que Ichiro, Furcal es rápido y lo suficientemente despierto como para avanzar, pasar de primera a tercera con un sencillo.

“Probablemente sea el mejor corredor de bases que jamás haya visto”, dijo el manager de Milwaukee, Ned Yost, quien fue entrenador de tercera en Atlanta cuando Furcal jugó para los Bravos. “No sólo es rápido sino que tiene los mejores instintos que jamás haya visto”.

6. Jimmy Rollins, Filis

Alguien se olvidó de decirle a Rollins que los infielders del medio de 5’8 pies supuestamente deben ser bateadores “livianos”. La temporada pasada bateó 25 jonrones y acumuló 79 extrabases más que Miguel Cabrera, Vernon Wells y el compañero de equipo Chase Utley.

También es un robador de bases muy efectivo, tal como fue evidenciado por irse de 40-36 en intentos el año pasado. “Se está convirtiendo en un catalizador ofensivo de primer nivel”, dijo un evaluador de talento de la Liga Nacional.

¿Entonces por qué Rollins no está más arriba en la lista? Comiencen con el porcentaje de embasarse de .330 para empezar. La mentalidad agresiva de Rollins puede ser muy fructuosa cuando está sintonizado, pero puede ser una debilidad cuando su bate apuesta a lo grande y se encuentra en un estado que es inmune al concepto de la paciencia.

7. Alfonso Soriano, Cachorros

El dominicano Soriano es menos primer base que lo que es un talentoso híbrido que parece estar más cómodo bateando al comienzo del lineup. Mejoró su disciplina la temporada pasada camino a batear 46 jonrones, robar 41 bases y asegurar 136 millones de su contrato con Chicago. Pero ese porcentaje de embasarse de .325 de por vida no es nada especial.

La inclinación de Soriano por batear lo que venga lo hace particularmente efectivo a comienzos de una entrada, cuando los lanzadores se inclinan a lanzar con menos precaución. Es un bateador de por vida de .303 con un porcentaje de embasarse de .912 a comienzo de una entrada.

8. Hanley Ramírez, Marlins

Con otro año similar a su temporada de novato en Florida, el dominicano Ramírez podría saltar a cuatro personas en esta lista.

Ramírez marcó números impactantes como novato (119 anotadas, 51 robos, 74 extrabases) para un club ofensivo en un parque que resulta complicado para la mayoría de los bateadores.

“Debe de desarrollar más poder, lo que podría ubicarlo más abajo en el orden, pero está perfecto donde está ahora”, escriben los analistas de Baseball Prospectus.

9. Ryal Freel, Rojos

Sí, Freel es incompleto, perpetuamente sucio y un muchacho que una vez se afeitó la cabeza-son cejas incluidas-cuando un compañero de equipo de las ligas menores se ofreció a comprarle una computadora portátil de 2000 dólares.

Pero Freel es más que un simple jugador que obtiene resultados más altos de lo esperado. Sus totales de bases robadas los últimos tres años: 37, 36 y 37. Sus porcentajes de embasarse: .375, .371, .363. La consistencia no es un problema; sus problemas más importantes son la durabilidad y el riesgo a lesionarse.

“Uno siempre está preocupado de que vaya a romperse algo o que se choque contra una pared”, dijo un cazatalentos. “Pero no sería el mismo jugador si le quitaran esa potencia de conejito de Energizer”.

Menciones Honorables

Reed Johnson, David Eckstein, Luis Castillo, Dave Roberts, Brian Roberts.