Creen que muerte de ecuatoriano es muestra de odio racial en EEUU

NUEVA YORK. AP. Se suponía sería una caminata corta a la casa de un amigo para ver una película.  Pero el ecuatoriano Marcelo Lucero no llegó a destino.

Su caminata, y su vida, tuvieron un abrupto final cuando fue golpeado y apuñalado por un grupo de adolescentes que, según la policía, se había propuesto “darle una paliza a algún mexicano”. 

La muerte de Lucero el sábado por la noche en Long Island, en las afueras de Nueva York, fue tildada de inmediato como un delito motivado por el odio racial. Esos delitos no son inusuales.

El FBI difundió hace poco estadísticas que indican que las matanzas de hispanos motivadas por prejuicios raciales están en aumento desde el 2003. 

Y hay quienes atribuyen ese aumento a la retórica incendiaria de algunos sectores que piden mano dura con los indocumentados. 

“No creo que sea pura coincidencia el que estos crímenes aumenten al mismo tiempo en que hay un debate por momentos violento en torno a los indocumentados”, afirmó Kevin Brown, decano de la facultad de leyes de la Universidad de California-Davis.  “Hablamos de inmigración y no ponemos atención a los términos que empleamos”, señaló.

“Con frecuencia se usan términos provocadores, que encienden las pasiones”. 

De acuerdo con estadísticas del FBI del mes pasado, en el 2007 hubo 595 incidentes de discriminación contra hispanos en Estados Unidos, que afectaron a 830 personas. Ello representa un aumento del 40% en relación con el 2004, en que hubo 426 incidentes con 595 víctimas.  El aumento coincide con la intensificación del debate en torno a los indocumentados, acompañado por actos masivos, fallidos intentos de aprobar reformas legislativas, una intensa campaña del gobierno estadounidense para combatir a la inmigración ilegal y esfuerzos de los estados y las municipalidades para sancionar sus propias leyes sobre los indocumentados. 

Defensores de los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos dicen que se ha usado una retórica divisiva, en la que se propaga la idea de que los inmigrantes le quitan trabajo a los nativos y consumen los recursos disponibles.  

Dicen inmigrantes desplazan nativos

Defensores de los derechos de los inmigrantes dicen que se ha usado una retórica divisiva, en la que se propaga la idea de que los inmigrantes le quitan trabajo a los nativos y consumen los recursos disponibles.  “El debate sobre la inmigración se ha visto empañado por un sentimiento antilatino y antiinmigrante, propagado por extremistas y que algunos políticos han decidido explotar, por la razón que sea”, afirmó Luis Valenzuela, director ejecutivo de la Alianza de Inmigrantes de Long Island.  

El director ejecutivo del condado de Suffolk Steve Levy, uno de los fundadores de una agrupación de alcance nacional llamada Alcaldes y Directores Ejecutivos por una Reforma a las Leyes de Inmigración, rechazó la idea de que la matanza de Long Island tenga relación alguna con el debate sobre la inmigración.  “La golpiza, la cuchillada y la matanza de Marcelo Lucero no obedeció a ninguna política o legislación de un condado; fue un episodio en el que gente mala hizo cosas horribles”, manifestó Levy.  Siete adolescentes fueron detenidos en relación con el asesinato. Todos se declararon inocentes. El chico que se cree portaba un puñal fue acusado de homicidio en un crimen motivado por el odio racial.