Creen  RD podrá mantener sus programas de prevención Sida

http://hoy.com.do/image/article/674/460x390/0/DB061861-14AC-4B99-B306-63F42156AB40.jpeg

El país tiene capacidad para mantener sus programas de control y prevención del Sida, pero tendrá que hacer un buen trabajo de abogacía, aseguró ayer la doctora Ana Navarro, representante del Programa conjunto de Naciones Unidas sobre VIH/Sida (Onusida).

El país tiene serias dificultades económicas para el sostenimiento de los programas, pero el ministro de Salud, doctor Bautista Rojas Gómez, asegura que desde el Estado se trabaja para mantenerlos, ya que la actual crisis era previsible.

“Todo está previsto, el 60% que exige el Fondo Mundial de la Lucha contra el Sida también incluye el que el Estado tiene infraestructuras y los recursos humanos”, aseguró el ministro Rojas Gómez.

Onusida cree que el país puede dar una respuesta eficiente y eficaz para los programas de control y prevención del Sida, lo que deberá ponerse en práctica en el transcurso del año que viene.

Recomendaciones.  Otra de las recomendaciones  que se han hecho al país es que el sistema de seguridad social pueda incorporar a los afiliados en los diferentes regímenes.

El programa de tratamiento y estudios para las personas que viven con VIH/Sida tiene asignado un total de US$13 millones, mientras que la parte de prevención tiene US$8 millones.

pero los expertos recomiendan que el país trabaje con más énfasis la prevención y  la atención a los grupos más vulnerables.

En materia de Sida el país exhibe avances, pues tiene 18,082 personas que reciben antiretrovirales, de una base de datos de 34.000  que registra el Consejo Presidencial del Sida  (COPRESIDA).

En el sector Salud, la situación de déficit que se presenta a partir de la reducción de las donaciones constituye una oportunidad para que el Estado asuma su rol, pero algunos tienen temor ante la debilidad institucional del país

Alerta.  La lucha para el control y prevención del VIH/Sida está seriamente amenazada por falta de fondos internacionales, sin embargo, las dificultades del apoyo económico deberán llevar al Estado a asumir una responsabilidad que ha dejado de cumplir.

La RD está registrada ante los organismos de financiamiento como una nación de alta rentabilidad, por lo que tiene altas contrapartidas para las ayudas.