“Crianza de patio” está manejada en un 50% por mujeres amas de casa

“Crianza de patio” está manejada en un 50% por mujeres amas de casa

José Miguel Méndez, coordinador Cadenas de Valor de Banco Adopem.

José Miguel Méndez, coordinador de Cadenas de Valor de Banco Adopem, informó que la crianza de patio es manejada entre un 40 a 50 porciento por mujeres amas de casa y el resto por hombres en la presentación del proyecto “Ganadería Familiar Sostenible” de Banco Adopem.

“Un elemento importante y novedoso en este proyecto es que la crianza de patio, que es normalmente ganadería, está manejada 40 a 50 porciento por mujeres amas de casa  y el resto por hombres; cuando hablaba de crianzas nos referimos a pequeñas explotaciones de gallinas ponedoras, de chivo, cerdo que muchas veces se alimentan con los desperdicios de la casa y muy pocos con recursos externos.” explicó Méndez

Banco Adopem, como parte del grupo de las entidades que conforman la Fundación Microfinanzas BBVA, se une a la estrategia de promover acciones positivas para el medio ambiente a través de una cultura corporativa verde y de las finanzas verdes inclusivas, para integrar los riesgos ambientales y mejorar la oferta de valor hacia emprendedores, colaboradores y sociedad en general.

El proyecto, desarrollado gracias al apoyo de las entidades ADA y REDCAMIF, consiste en fomentar a través del financiamiento un soporte o acompañamiento para hacer una mejor gestión de su producción de crianza, su ganadería, incorporando algunas prácticas silvopastoriles o prácticas de ganadería ambiental para que sus actividades tengan más fortalezas ante un cambio climático, además de diversificar su matriz de riesgo y producción.

Mercedes Canalda de Beras-Goico, presidente de Adopem

Méndez resaltó que se hizo un piloto del programa resultando, de diciembre de 2021 a junio de 2022, una colocación de 225 préstamos por un monto de RD$15 millones en cinco sucursales (Miches, Hato Mayor, Monte Plata, Yamasá y Santiago Rodríguez). 

Indicó que estos pequeños ganaderos tienen unidades reducidas, ostentan un poder económico limitado y el acceso al crédito es muy restringido, con una baja producción que está más ligada al compromiso relacional y autoconsumo, teniendo pérdidas monetarias.

Lee más: Activos de Banco Adopem ascienden a RD$9,500 MM

Señaló que se busca instaurar mejoras en esa producción de subsistencia con el objetivo de entregar excedentes comercializables para que estos productores cubran sus necesidades básicas y tengan una generación de ingresos adicionales.

De su lado, Mercedes Canalda de Beras-Goico, presidenta ejecutiva, quien encabezó la actividad, manifestó su satisfacción por iniciar esta línea de apoyo a un sector muy vulnerable, con limitada capacidad de empleo y escasos recursos económicos, reflejando el espíritu de la entidad a través del compromiso social y medioambiental.

La presidente ejecutiva definió que el objetivo de este nuevo proyecto es brindar facilidades crediticias para fomentar la crianza de animales (vacuno, porcino, caprino, ovino, apícola, cunícola, piscícola y avícola) y técnicas silvopastoriles para mejorar la resiliencia de las familias agricultoras en zonas rurales de la República Dominicana.

Canalda de Beras-Goico aseveró que pudieron ver la necesidad de cambiar el producto a las necesidades que requieren los agricultores, ganaderos y especialmente los que trabajan estas pequeñas comunidades que a veces están limitadas en accesos en servicios y sobre todo que son muy vulnerables.

“Nuestro mayor orgullo es poder atender a la mujer con un servicio de esta naturaleza, donde tiene la oportunidad de apoyarse en el sector financiero formal para obtener financiamiento y desarrollar sus patios, su cultivos, sus ganadería, sus pollos y así poder mejorar su calidad de vida y la de su familia.” expresó la ejecutiva bancaria.

Mientras que, Eva Carvajal de Toribio, vicepresidente ejecutiva de Negocios, agradeció el apoyo dado por socios estratégicos que comparten las mismas perspectivas y han sido fundamentales a la hora del diseño, validación y expansión de los productos financieros verdes o rurales, “como este de Ganadería Familiar Sostenible.”