Crisis de deuda en UE, caída gobiernos y RD

La crisis global que se inició en los Estados Unidos se ha transformado en la UE en una crisis de deuda, lo cual ha provocado la caída de los gobiernos de Grecia, Portugal e Italia, mientras en España el PP derrotó al PSOE; sin embargo la pequeña economía dominicana ha logrado enfrentar la crisis con adecuados números macro-económicos,  mejoría de índices sociales, y la población lo reconoce, y se manifiesta en las encuestas con el ascenso del candidato Danilo Medina y la mejoría en la percepción de la obra de gobierno.

El estallido de la burbuja inmobiliaria en los EU provocó entre 2007 y 2008 la quiebra de decenas de bancos, hasta llegar al rescate del banco de inversión Bearn and Stearn, la caída de la aseguradora AIG, la intervención de los gigantes hipotecarios Freddie Mac y Fannie Mae, hasta el colapso de Lehman Brothers, lo cual se transmitió a la economía real con una contracción mundial del crédito, caída del consumo y una recesión global en el 2009 con un descenso del producto de 3.7% en las economías avanzadas y 1.7% en AL.

La exportación desde los EU de los derivados financieros defectuosos  provocaron en la UE la quiebra de bancos, la recesión, y entonces la política de estímulos fiscales, recetada por el G-20 a lo largo del 2009 y parte del 2010, elevaron a niveles insostenibles los déficit fiscales y los índices de deuda pública.

Grecia falsificó sus números de deuda y déficit para ingresar a la UE, con la crisis se disparó el índice de deuda/PIB hasta 165%, déficit fiscal cercano al 7% y desempleo de 16%. España es otra historia, mantuvo superávit presupuestario antes de la crisis, nivel de deuda inferior a la media de la UE; sin embargo el desinflado de una burbuja inmobiliaria provocó que el índice de deuda se eleve este año a 67% del PIB, déficit 7% del PIB y la mayor tasa de desempleo de la UE con 20.7%.

Después de Grecia, Italia posee la segunda mayor deuda pública, equivalente al 120% del PIB, y si bien esa nación ha sido capaz de cumplir sus compromisos, lo cierto es que a la economía italiana la afectan problemas políticos, aparentemente solucionados con la renuncia de Berlusconi, percepción negativa de los mercados y la especulación.

La UE en crisis, con países como Italia y España recibiendo el castigo de los mercados con primas elevadas de riesgo, y los EU con una ralentización del crecimiento y desempleo rondando el 10%; y en un panorama tan adverso la economía dominicana crecerá este año entre 4-5%, con inflación de un dígito a pesar del choque de los precios, y exhibiendo índice de deuda pública relativamente baja (39.7% del PIB) y un déficit fiscal inferior al 1.8% del PIB este año.

Pero no se trata solo de variables macro-económicas; resulta que la tasa de desocupación ampliada se ha reducido desde 19.7% en 2004 a 14.1% en 2011 y se han creado más de 650 mil empleos; mientras el número de pobres se ha reducido desde 43% en  2004 a 32%, y los indigentes de 15.9% a 9%.

Con este magnífico desempeño económico y social no es fortuito que un número creciente de votantes se inclinen ante la única opción que garantiza preservar todos estos logros, en medio de condiciones globales adversas, y por eso las encuestas de mayor credibilidad (Benenson, Asisa, Hamilton y ahora Gallup) presentan a Danilo Medina en ascenso meteórico. En la Gallup mejora la percepción sobre el estado de la economía (13.2 puntos)  sobre “cómo van las cosas en RD” (21.2) y “cómo estarán al final del gobierno” en 23.2 puntos porcentuales; mientras el candidato de la oposición, en la mayoría de las encuestas se encuentra puntos por debajo de Danilo Medina, y en la Gallup congelado en el mismo nivel desde mayo.