Crisis de migrantes se agrava con frío

m3

LESBOS, Grecia. AP. Los cadáveres de varios migrantes flotaban boca arriba, despojados de sus ropas por el mar agitado. En la costa, mujeres llorosas buscaban frenéticamente a sus seres queridos entre los sobrevivientes que tiritaban confundidos. Una rescatista trataba de revivir a un infante que yacía inconsciente.

La escena puso de manifiesto una realidad: mientras el flujo de migrantes a Europa tiende a amainar a medida que se acerca el invierno y que se dificulta más el trayecto, este año ha aumentado con miles de personas que desafían la muerte cruzando el mar embravecido en temperaturas cada vez más frías.

En las playas de Lesbos, varios niños (algunos como de 4 años) parecían en estado de conmoción mientras los socorristas los envolvían en mantas para protegerlos del frío. Eran algunas de las 242 personas rescatadas de una embarcación que naufragó durante la noche en mar agitado cerca de la costa norte de la isla. Ocho personas se ahogaron y 33 estaban desaparecidas.
En total, cinco incidentes en el mar Egeo dejaron ayer por lo menos 12 muertos, en su mayoría niños.