Crisis en la alta costura

http://hoy.com.do/image/article/339/460x390/0/392312EE-71F3-4BE9-8CE7-B23867C867BE.jpeg

En el mundo existen, según cálculos, solamente 350 clientas que compran  trajes exclusivos de las grandes firmas, lo que afecta gravemente  el negocio de la alta costura. Esto  obliga al diseñador a hurgar y encontrar  alternativas para crear diseños menos costosos, pero sin obviar la calidad.

La situación es tan latente que muchas casas de moda de prestigio han abandonado esa área y las  que se mantienen, como Dior y Chanel, tratan de permanecer  actualizadas empleando  materiales menos costosos, pero con    un trabajo artesanal  y de calidad.

Ese panorama, sin embargo,  no  amedrenta a diseñadores como  los dominicanos Julio Marcano y Jorge Luis Gutiérrez, con 16 años de experiencia.

De hecho, la crisis mundial “nos viene afectando, ya que según cálculos solo hay 350 clientas de alta costura en el mundo, pero siempre habrá alguien que busque algo especial, delicado, más costoso y de mayor calidad”, comenta Marcano.

Manifiesta que a pesar de la situación, a ellos no les ha ido muy mal porque tienen una amplia clientela, algunas de ellas le han solicitado  15 ó 20 vestidos que han sido confeccionados  en su atelier, lo que habla positivamente sobre la calidad de su trabajo.

Resalta que a la elaboración de ropa  de alta costura se agrega la de trajes de novia, que lo mantiene ocupado todo el año. También cita entre los logros de su carrera su participación en DominicanaModa, una oportunidad que le permite proyectar sus diseños a nivel nacional e internacional.

Este año  se proponen presentar  prendas  exóticas y ricas en una colección en la que habrá pinceladas de todo. Diseños que se puedan  llevar en otoño, pero también en la primavera verano de 2009.

El dúo de diseñadores ha confeccionado una colección de elegantes prendas  exclusivas para ¡Vivir! que comprenden vestidos,  mini vestidos, micro faldas realzadas con chaqueta, blusa y pantalón.

Los materiales empleados son tafeta, moiré, lino, tul, malla, crepé de seda, mallas de algodón, gaza de seda, lentejuelas, encajes y cristales.

Zoom

Guitiérrez y Marcano
El estilo  hay que mantenerlo, es la meta de todo diseñador, pero renovándolo al compás de lo que dicten las tendencias, los materiales, las nuevas proporciones  y la nueva visión de una juventud que cada vez exige algo más novedoso, afirma el destacado diseñador criollo.