Crisis obliga a niños a trabajar para el sustento de sus familias

http://hoy.com.do/image/article/418/460x390/0/C34D70DD-CB85-4A7E-8F04-D573ABEAA8F5.jpeg

La crisis económica arroja a los niños, niñas y adolescentes al trabajo y a abandonar  sus estudios, al convirtirse en una parte primordial para el sustento de sus familias. Según las últimas estadísticas, en el país existen más de 436 mil niños, niñas y adolescentes involucrados en actividades productivas y laborales.

El coordinador el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de la Organización Internacional del Trabajo (OIT),  Elías Dinzey, dijo que las cifras datan del año 2000, cuando se hizo la última encuesta nacional sobre trabajo infantil, y que en este año están trabajando junto a la Oficina Nacional de Estadística   para identificar cómo el país ha avanzado en el tema. “Pienso que en los últimos años esta cantidad de niños y adolescentes trabajando ha disminuido, pero no puedo arriesgarme a dar un dato estadísticamente, porque hay que verificar la situación de los niños actualmente”,   consideró.

Agregó que cuando hay problemas de crisis como los actuales, los niños salen a trabajar, de igual forma cuando hay desastres naturales como ciclones y huracanes.

Ayer la OIT, junto a la Secretaria de  Trabajo y Secretaría de la Mujer, iniciaron el Taller de Formación para Formadoras en Derecho Laboral de la Mujer. La  secretaria de la Mujer, Alejandrina Germán, destacó en el evento que las peores condiciones de explotación infantil se registran en los campos dominicanos, donde está el 18,4% de los más de 436 mil niños que realizan labores propias de adultos.

Se estima que hay niños que comienzan a trabajar en la agricultura a partir de los cinco o seis años de edad. A esta edad el trabajo atenta tanto a su salud como su desarrollo emocional y psicológico.

El secretario de Trabajo, Max Puig, puntualizó que es difícil conocer la gran cantidad de niñas y adolescentes que se dedican al mantenimiento de sus hogares desde edades tempranas, como jefas de hogar en ausencia de otras personas adultas, así como negocios familiares relacionadas con actividades consideradas femeninas.

Zoom

Trabajos de la OIT

Además de concienciar a la población adulta, la OIT trabaja en provincias  reinsertando  a los niños y adolescentes a la escuela  y  inscribiendolos en  salas de tareas. El programa se centra en las provincias de  San Cristóbal, Santiago, Azua, Santo Domingo y en las zonas de Independencia, Bahoruco y Barahona. La OIT aporta un millón de dólares anual para erradicar el trabajo infantil en el país.