Crisis retendrá en sus casas 600 mil Día Acción  Gracias

Nueva York
EFE.-
El número de estadounidenses que viajará a finales de mes para celebrar el Día de Acción de Gracias con sus familiares o amigos se reducirá este año por primera vez desde 2002, debido al empeoramiento de las condiciones económicas en el país, informó ayer  la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA).

La organización calcula que en torno a 41 millones de personas se desplazarán un mínimo de 50 millas (80 kilómetros) con motivo de la celebración el jueves 27 de noviembre de la festividad de Acción de Gracias, una de las más familiares de Estados Unidos.

Ello supone que unos 600.000 estadounidenses que el año pasado sí viajaron en esta ocasión se quedarán en sus casas.

La cifra equivale a una reducción del 1,4 por ciento, la primera en seis años, según la AAA, que recuerda que en lo que va de año se han perdido en el país 1,2 millones de puestos de trabajo. “El estado general de la economía sigue suponiendo un problema real para algunos estadounidenses que quieren viajar para el día de Acción de Gracias”, aseguró hoy el presidente de la asociación automovilística, Robert Darbelnet, al presentar estos datos.

Añadió que ante la eliminación de puestos de trabajo, la capacidad de gasto y las posibilidades de viajar de muchos estadounidenses se han reducido.

En cuanto al medio de locomoción elegido, la AAA prevé un descenso del 1,2% en el número de estadounidenses que planea conducir, aunque aun suponen el 81% de total (unos 33,2 millones). Ello pese a que ahora la gasolina está un 33% más barata que hace un año, ya que el galón (3,78 litros) cuesta una media de 2,068 dólares, frente a los 3,095 dólares de entonces. Los precios de la gasolina en los surtidores de Estados Unidos están a su nivel más bajo de los últimos 21 meses.

Afirma plan de rescate no es la panacea

WASHINGTON.  AFP.  El plan de rescate del sistema financiero “no es la panacea para todas nuestras dificultades económicas”, declaró este martes el secretario del Tesoro estadounidense Henry Paulson, ante los congresistas, cuando se multiplican las solicitudes sectoriales de ayuda.

 “La crisis en nuestro sistema financiero ya se ha extendido al resto de nuestra economía y la afecta. Llevará un tiempo para restablecer el crédito y reparar nuestro sistema financiero, que es esencial para la recuperación de la economía”, dijo Paulson.

 Paulson, el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke y la presidenta de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos Sheila Bair fueron llamados a declarar ante el comité de la cámara baja sobre el problemático programa de rescate.