Cristian Manuel Nova, atleta sobreviviente
de la tragedia

POR KENNEDY VARGAS
INDEPENDENCIA.-
Cristian Manuel Nova, un año después de estar al borde de la muerte durante la tragedia del río Solie, se convierte en una estrella deportiva en las disciplinas de tenis de mesa, béisbol, balonmano y fútbol.

Novas, a quien todo el pueblo llama “Chiquito” durante la celebración de los Primeros Juegos Deportivos de la Solidaridad, que organizó el Comité Olímpico Dominicano, fue la figura principal en cada uno de los escenarios competitivo.

La grandeza de este joven se debe a que logró salvar su vida, aunque perdió su madre, tíos, primo y muchos amigos, debido a su fortaleza física como atleta.

“Recuerdo esa madrugada el 23 de mayo del pasado año, eran las tres de la mañana y me despierto por el fuerte olor a lodo, pero las agua me arrastran junto a mi madre a quien perdí minutos después”, expuso.

En ese sentido narró que su madre le pidió que la dejara morir, debido a que tenia el temor que las aguas los arrastrada a ambos.

“Mi hijo por favor suéltame, que si seguimos abrazados ambos vamos a morir, tu tiene un hijo y el te necesita para poder seguir viviendo”, expuso el joven atleta.

Agregó que esa noche fue arrastrado por las aguas hasta el Lago Enriquillo, en donde estuvo junto a varios cadáveres, a quienes conocía desde pequeño.

“Luego me encontré con un señor, quien me animó a buscar la forma de cómo llegar al pueblo de Jimaní y quien prácticamente le debo la vida”, narró el inquieto joven de Jimaní.

Al cumplirse hoy un año de la tragedia, Cristian Nova, no sabe que hará, pero si sabrá que llorará mucho a su madre y los demás familiares que perdieron la vida.

“Todos los días los recuerdo, trato de no pensar en aquella noche, pero siempre llega a mi mente todo lo que pase”, expuso el joven atleta.

En el inició de los juegos, Chiquito fue quien entró al escenario de los Juegos de la Solidaridad, con la antorcha olímpica.

Durante la ceremonia se le vio llorar, al recordar la tragedia y a los familiares y amigos que perdió esa fatídica noche, que marcó la vida de todos los que nacieron en la comunidad de Jimaní.

En cada  una de las competencias estaba la presencia de Nova, quien aparecía inscrito en cada uno de los eventos, debido a que domina con facilidad las diferentes disciplinas deportivas.

Su primera participación fue en las competencias de tenis de mesa, en donde logró imponerse a varios de sus rivales.

Luego formó parte del equipo de Jimaní que participó en la competencia, al igual que en béisbol y fútbol.