Cristianos marchan a favor de la vida en Santo Domingo Este

Feligreses de unas 200 iglesias Adventistas del Séptimo Día marcharon ayer por las calles y avenidas de Santo Domingo Este reclamando respeto a la vida y a la integridad física y moral de los ciudadanos, en especial de la mujer.

 La marcha se inició en el parque Juan Pablo Duarte,   en la avenida Venezuela, del  ensanche Ozama, y recorrió calles y avenidas de los sectores Alma Rosa y Villa Duarte, entre otros.

 Clara Silvestre y Silvestre González, del Ministerio de la Mujer, y  la Asociación Dominicana del Sureste de la Iglesia Adventista, afirmaron que uno de sus  objetivos es ayudar a  que más dominicanos “busquen  a Jesucristo como su salvador y guía” y fortalecer la unidad familiar.

  Tras la marcha, los feligreses se congregaron en el pabellón de Halterofilia, en el Parque del Este, donde hicieron una declaración de compromiso para   frenar los feminicios y la violencia en todas sus manifestaciones.

Entre los compromisos asumidos están el fortalecer la unidad familiar, multiplicar las buenas acciones y palabras motivadoras que hagan al  ser humano  más noble y digno.

 Los pastores y sus feligreses también decidieron  apoyar en momentos de crisis a quien pueda necesitar  resolver algún problema.

  Consideraron que en estos momentos es necesario promover una aptitud positiva, tanto en los hombres como en las mujeres,  para que se sientan útil a la sociedad y valoren la vida.

 “Fomentar los valores éticos, morales y espirituales, como el respeto, la verdad, la integridad, la justicia y la honestidad en cada hogar, dentro del sector donde vive”, indica la declaración  leida ayer por los pastores de la Iglesia Adventista.