Critica baja inversión prevención de crimen

POR LLENNIS JIMÉNEZ
El coordinador de la Pastoral Penitenciaria para el país y el Caribe, fray Arístides Jiménez Richardson, afirmó ayer que el gobierno invierte poco dinero en la prevención del crimen y acusó al Poder Judicial de ser flexible en el castigo de culpables de hechos horrendos. Afirmó que en las canchas deportivas de los barrios se sigue regalando las drogas a los muchachos.

Sugirió al gobierno motorizar una política nacional contra el crimen junto a toda la sociedad, en la que no sólo se reprima, sino que se trabaje en la prevención.

Dijo que hay una creciente criminalidad en niños, adolescentes y jóvenes, que hay que prevenir, por lo que no pueden contentarse con perseguir y reprimir, porque se destruye a mucha gente y se corre el riesgo de caer un círculo vicioso.

Advirtió a las autoridades que los crímenes a los que asiste el país no son cometidos por aventureros, ni corresponden a notas de principiantes.

Jiménez Richardson, representante del arcipreste de la zona pastoral oriental sur, dijo aspirar a que todos los poderes del Estado asuman el reciente documento presentado por la Conferencia del Episcopado Dominicano y lo hagan suyo como parte de su política de trabajo.

Planteó que el Congreso debe reaccionar más como parte del Estado, así como el Poder Judicial, el cual considera que debe ser menos benigno. El religioso habló para HOY al término de la eucaristía que ofició en recordación del asesinado transportista y catedrático Víctor Enrique Fernández Arzadum, en el local de la Confederación Nacional de Organizaciones del Transporte (Conatra), de la que era miembro.

Sostuvo que hay un grito unánime de la sociedad, de que el Código Procesal Penal no se está aplicando correctamente o que es un Código demasiado elástico que permite que criminales estén en las calles con prontitud.

CÓDIGO MÁS DURO

Favoreció que se revise el Código Procesal Penal y la postura del Poder Judicial en los casos de crímenes horrendos que enlutan familias.

Afirmó que la impunidad es la culpable del descalabro de esta nación y se vive en los ambientes de crímenes que no se aclaran, mientras parece ser que la capacidad de respuesta del Estado y de la sociedad es nula o mínima. “Vemos con estupor, con mucha preocupación cómo a diario hay muertes, sicarios actuando, por lo que no estamos ante novatos “.

El sacerdote mercedario entiende que las actuales autoridades de la Policía se esfuerzan por cambiar algunos aspectos de esta institución, así como en instancias como la Secretaría de Interior y Policía, aunque dijo que en ese cuerpo policial, con 30,000 miembros, hay un mal que lleva años.

Jiménez Richardson manifestó que los grandes hombres son los que pueden ser capaces de disentir y plantear sus ideas sin necesidad de destruir. “Realmente los violentos criminales se encontrarán con la tragedia de su conciencia y no tendrán paz, que es más terrible que la sentencia de un juez”.

LOS QUE VUELVEN A FALTAR

Sostuvo que el reincidente de un delito o crimen debe ser dejado en la cárcel hasta cumplir la totalidad de la pena, por lo que se opone a que disfruten de libertad condicional.

Manifestó que en estos casos, los jueces de ejecución de la pena no deberían poner en libertad a alguien sólo porque ya tiene el tiempo necesario para salir, porque primero deberían exigir pruebas contundentes de que una persona se ha rehabilitado antes de estar en la calle.

TIPO DE PENA

El coordinador de la Pastoral Penitenciaria opinó que la cadena perpetua no resuelve el problema porque la cárcel en sí no regenera, sino el tratamiento que se le da al que está en la cárcel. Planteó lo innecesario que resulta la cadena perpetua poniendo como ejemplo que no ha resuelto los problemas del crimen en Estados Unidos, ni de muchos países europeos, donde el castigo es por acumulación de pena.

“Lo que sí resuelve el problema es que trabajemos en la prevención, una política de Estado, en donde todos los poderes trabajen en la prevención desde todas las instancias de la vida nacional y claro revisando el Código Penal y ver cuáles penas requieren una mayor cantidad de años, que no sean de 30 años”, precisó.