Critican uso de fuerza por  policía chilena en protestas

SANTIAGO. AFP. A la par del incremento de las protestas estudiantiles, crecieron en Chile las denuncias sobre un uso excesivo de la fuerza policial en las protestas callejeras y desalojos de colegios ocupados, con acusaciones de golpizas y abusos sexuales a menores de edad.   Justo un año después de que la policía chilena quedó en el ojo del huracán por matar de un disparo en el pecho a un adolescente en una protesta -que significó la salida de nueve policías-, la institución está acusada de golpear, humillar y desvestir a estudiantes menores de edad al interior de un cuartel. 

 Enfrenta además denuncias sobre un uso excesivo del gas lacrimógeno y chorros de agua a presión lanzados a destajo para disuadir las manifestaciones callejeras.   “Me hicieron pasar y sacarme la ropa; me hicieron hacer sentadillas desnudo”, relató a medios locales Ignacio Muñoz, presidente del centro de alumnos del Liceo María Luisa Bombal, de Rancagua (sur), quien fue detenido y esposada por más de cinco horas junto a otras nueve personas, dos de ellas menores de edad, tras la desocupación de su colegio.  

Por este caso, cuatro policías serán sancionados porque se estableció que violaron los protocolos establecidos para este tipo de detenciones, según anunció la institución.   Los estudiantes afectados presentaron por su parte una denuncia ante los tribunales en busca de que se sancione criminalmente a los culpables.   Este jueves, además, un agente de las fuerzas especiales fue dado de baja de la institución tras difundirse un vídeo que lo muestra pateando a escolares.