Críticas a   ONU son normales entre aspirantes republicanos

http://hoy.com.do/image/article/672/460x390/0/F9095C25-CD23-42F0-A76C-4A17F7677CE9.jpeg

NACIONES UNIDAS.  AP. Los ataques verbales a las Naciones Unidas casi siempre reditúan aplausos a los aspirantes a la candidatura presidencial republicana. 

Mitt Romney afirma que la ONU a menudo se convierte en foro para los tiranos cuando debería fomentar la democracia y los derechos humanos.

Newt Gingrich se ha comprometido a enfrentar los “absurdos” de la ONU. Herman Cain señala que podría impulsar cambios en las normas de las Naciones Unidas. Rick Perry dice que consideraría retirar a Estados Unidos del organismo mundial.  Todas esas posturas contra la ONU crean la incertidumbre de si una victoria republicana podría tensar las relaciones entre el organismo y su anfitrión, Estados Unidos. 

El gobierno del presidente demócrata Barack Obama considera a la ONU crucial para los intereses del país, mientras que los republicanos se han mostrado tradicionalmente desencantados con el organismo mundial debido a la incapacidad de Estados Unidos para lograr apoyo fiable a sus posiciones. 

Un factor que no ayuda es que los integrantes de las Naciones Unidas a menudo censuran las políticas de Estados Unidos, en especial las relacionadas con Israel y los palestinos.  Lo anterior quedó mostrado en octubre, cuando la agencia de la ONU para la cultura aprobó en votación la solicitud de los palestinos para ingresar como miembros plenos en ese organismo y Estados Unidos en represalia interrumpió el pago de su cuota. 

Sin embargo, a lo largo de la historia está mostrado que todos los presidentes estadounidenses aprenden a llevarse con Naciones Unidas “simplemente debido a las muchos costas que ésta hace y que son útiles a Estados Unidos”, dijo David Bosco, quien escribe el blog Multilateralist para la revista Foreign Policy. 

Un caso concreto: Aun los detractores estadounidenses más críticos guardaron silencio a principios de noviembre cuando el organismo rector de la ONU para asuntos nucleares concluyó que Irán posiblemente desarrollaba armas nucleares. 

David Bosco también es profesor adjunto en la Escuela de Servicio Internacional de la Universidad Americana.

Las claves

1. Desencanto

El gobierno del presidente   Obama considera a la ONU crucial para los intereses del país, mientras que los republicanos se han mostrado tradicionalmente desencantados con el organismo mundial debido a la incapacidad de Estados Unidos para lograr apoyo fiable a sus posiciones.

2.  Discrepancias

 Las tensiones fueron altas y bajo presión entre Estados Unidos y el organismo  durante la presidencia de George W. Bush,  en especial cuando el embajador estadounidense era el extrovertido John Bolton.