Crónicas de Europa

Eduardo Mª Delgado Suárez
KOSOVO.
De forma unilateral, con el apoyo de Estados Unidos y de parte de la Unión Europea   ambos deseosos de acabar con 8 años de su protectorado ayudados por la OTAN,  que no ha tenido resultado alguno, el Parlamento de Kosovo, proclamó el pasado 17 la independencia de Kosovo sin la presencia de la minoría serbia (120,000 de 2,000,000 de habitantes.)

El primer ministro serbio Tadic, inmediatamente declaró que Serbia no reconocerá jamás la independencia de Kosovo. Serbia cuenta con el apoyo  de su histórico aliado, Rusia, que  pedido una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU, donde cuenta con el veto. Al gravísimo error de la creación de Yugoeslavia después de la 1ª Guerra Mundial, basada en la desmembración del Imperio austriaco, y de la feroz y crudelísima persecución en los 90 de los kosovares por los serbios, se une el error de la independencia de Kosovo, que nunca existió antes como nación, sin estructura nacional, sin funcionarios de ninguna clase, sin economía y 60% de paro. España de momento no la reconocerá ni Chipre, Turquía, Rumania etc.

ESPAÑA. Elecciones. La cosa está que arde y el PP está descontando la ventaja que le llevaban los socialistas, Hay empate virtual y 25 % de indecisos. El partido Popular ha lanzado una serie de propuestas como rebajar 16 % del IRPF  a 18 millones de españoles para reactivar la economía y el empleo ya que el paro cayó mucho en Enero y la crisis de la vivienda  lo aumenta. También quiere que los inmigrantes tengan los mismos derechos que los españoles, pero sin privilegios, por ejemplo no exigir comedores musulmanes o llevar el velo islámico en las escuelas etc. Ahora abren mezquitas grandes con subvenciones de Arabia Saudita y pequeñas en todas partes, pero vete a un  país musulmán pidiendo lo mismo y te apedrean. También quieren resucitar el pacto antiterrorista, perfeccionar a nivel de consenso europeo la lucha contra el terrorismo islámico y recuperar una política internacional sensata y de prestigio,   recuperando la enseñanza del español en las Comunidades vascas, catalana y gallega, entre otras cosas. Todo esto ha disparado las alarmas entre los socialistas que creían en una victoria fácil,  Zapatero acusa al PP de ser un partido de extrema derecha, conservador y retrógado, defiende el aborto  y acusa a los obispos que se oponen al mismo y al terrorismo. Parece que cuatro años de gobierno, atacando al PP, no han sido suficientes para asegurar su victoria en los comicios.