Crónicas de Europa

ÁFRICA.  La Cumbre de Washington es la noticia, pero creo que la noticia continúa siendo la horrible tragedia, que ya dura años, de los centenares de miles de desplazados de Darfour entre Chad y Sudan y la guerra, muy próxima, en el Congo entre los rebeldes tutsi del “general” Nikuna y las tropas del gobierno congolés que no dejan de ser bandas armadas sin otro objetivo que el pillaje, el saqueo y las violaciones mientras las decenas de miles de desplazados, atrapados entre dos frentes, mueren de hambre o son asesinados, sin   protección ni asistencia humanitaria. Las tropas de la ONU que debian intervenir en algunos casos han vendido sus armas a los rebeldes por oro mientras otras han sido acusadas de violaciones e incluso acaba de aparecer un terrible reportaje gráfico sobre una parte de una ONG y el abandono criminal de los enfermos y desplazados a su cargo. El General español Díaz de Villegas que mandaba las fuerzas  de la ONU desde hace poco tiempo ha presentado su renuncia por “razones personales” que nos podemos imaginar. Esta situación clama al Cielo pero sobre ella, ni una línea en el comunicado de Washington. LA CUMBRE DE WASHINGTON. Se celebró y  acabó con una simple declaración de intenciones que pospuso cuatro meses hasta el 31 de Marzo, una reunión donde se concretaran las medidas para un nuevo orden financiero mundial que serían ratificadas a fin de Abril. Para ello, los ministros de Finanzas  del G-20 deberán reunirse para ello, evitando proteccionismo, estableciendo códigos de conducta, agencias para evaluar el riesgo de las inversiones, supervisión preventiva, niveles de compensación de los directivos, transparencia de operaciones, alertas sobre una nueva crisis, refuerzo del FMI y de los Bancos Centrales y muchas cosas por el estilo. Tremendo trabajo.  De momento, cada país regresará a casa para enfrentarse a su situación real, por ejemplo en España deberá luchar con un paro en aumento y poner de acuerdo a lo que pidieron los Bancos, los Sindicatos o los empresarios, amen de la Oposición a Zapatero que fueron cuatro posiciones diferentes. antes de la Cumbre con cuatro enfoques distintos y contrapuestos. PRESENCIA DE ESPAÑA EN LA CUMBRE.- La población española se ha mostrado muy satisfecha por la presencia de España en la Cumbre. No así con la forma en que se consiguió  dicha presencia ante la falta de la invitación de Bush. El presidente Zapatero se movió  pidiendo apoyo en Asia, América y llamadas a Washington.