Crónicas de Europa

EDUARDO Mª DELGADO SUÁREZ
ESPAÑA.  Nuevo Presidente del Gobierno. Rodríguez Zapatero ha sido elegido Presidente en la segunda votación por mayoría simple, el partido Popular votó en contra mientras se abstuvieron o votaron en contra los partidos separatistas, comunistas y el tercer partido de la Cámara, 10 diputados, Convergencia y Unión. Estos grupos, que fueron el apoyo de Zapatero en la legislatura anterior, no le han ahorrado críticas.

Zapatero ha solicitado a los populares consensos en los grandes temas de estado, quienes contestaron estar dispuestos siempre que fuera para llegar a hechos y no fueran solo palabras. Zapatero prometió su cargo frente a Sus Majestades los Reyes y altos cargos del Estado. ESPAÑA.   Nuevo Gobierno. Zapatero presentó al Rey la lista de su Gobierno. Los ministros prometieron sus cargos ante su Majestad el lunes 14.

Hay siete nuevos y cambia de cartera uno, Carmen Cachón como ministra de Defensa, catalana y embarazada. Su nombramiento como premio a sus resultados electorales en Cataluña genera muchas dudas sobre su idoneidad. Miguel Sebastián, ha sido nombrado en Industria. Hombre de Zapatero, ¿será para que compita con Solbes que queda como Vicepresidente económico que tendrá que lidiar con una gravísima crisis económica? (llamada por Zapatero “esaceleración económica”.

Ya han saltado los primeros chispazos. Se quedan la Vicepresidenta De la Vega, invaluable escudo y aguijón de Zapatero y continúa Rubalcaba como ministro del Interior, tras gran insistencia de Zapatero ante la amenaza de ETA; aquí no hay críticas. Dos nombramientos que no se entienden son: El primero la continuidad en Justicia de Fernández Bermejo, que vive en un ático propiedad de Patrimonio Nacional y que se ha hecho remodelar al módico precio de 200 000? Se lleva mal con los funcionarios, los sindicatos, el poder judicial y con la oposición (le llaman el fiscal anti=PP).

Nadie cree que sea idóneo para negociar con el PP la reforma total de la Justicia, con grandísimos retrasos, sin coordinación, sin equipamientos, con funcionarios mal pagados. El segundo, la continuidad en Fomento, de Magdalena Álvarez muy mal vista en Cataluña por sus  fracasos con el AVE y Cercanías y cuya renuncia fue solicitada varias veces. La política exterior Zapatero ha sido hasta ahora un fracaso total, al perder peso en Europa, ser amigo de populistas en Hispanoamérica, continuar sin ser recibido en Washington y haber sido dejada a un lado su propuesta de “Alianza de Civilizaciones”.