Cuadrilátero
Boxeo, Felipe Payano y la casa de Domingo Hernández

CARLOS NINA GÓMEZ
carlosninagomez@yahoo.com
Domingo Hernández. Es el nombre de un joven periodista especializado en deportes y reconocido analista del boxeo.

Es dominicano, nacido en Santiago de los Caballeros. Es un periodista deportivo honesto, solidario, buena gente, sin miserias humanas, aislado del chisme y la maledicencia.

Domingo Hernández es el Editor Deportivo del diario La Información, el vetusto rotativo que se edita en la ciudad de Santiago.

 Domingo Hernández es, también, un ejemplar ciudadano, apegado a su familia, no se le conocen conductas incorrectas en esta hipócrita sociedad…es un trabajador, las 24 horas, del más puro periodismo deportivo y respetuoso de los más altos principios de la ética profesional.

 Desde su “trinchera” de trabajo, en su rol de jefe de las páginas deportivas de La Información le sirve a la siempre inquieta y laboriosa comunidad cibaeña.

 En sentido general, no hay quejas en la conducta de Domingo Hernández a quien conocí hace más de 20 años a través de otro caro amigo y colega: Bienvenido “Tuto” Tavárez….Tuto Tavárez, al igual que Domingo, es un honesto y distinguido miembro de la crónica deportiva de Santiago.

Ir en auxilio de Domingo Hernández

Pero, se preguntarían los lectores de CUADRILATERO, ¿por qué tantos positivos calificativos para el decente y capacitado periodista deportivo Domingo Hernández?

 Por lo siguiente: En las violentas inundaciones registradas en diciembre pasado, ocasionadas por las tormentas Noel y Olga, Domingo Hernández perdió su casa.

 Tenía una modesta vivienda que había adquirido, gracias a un préstamo bancario, y las terribles inundaciones la desaparecieron.

 Hoy Domingo Hernández, con quien -aclaro- no he hablado del tema que hoy trato en esta columna, no tiene techo. Ahora su hábitat es una humilde casa que se vio en la necesidad de alquilar.

 Pero les cuento que cuando el secretario de Deportes, Felipe Payano, fue informado de la pérdida de la casa del colega cibaeño, de inmediato -es el informe que tengo-, prometió que le iba a resolver el grave problema de Domingo Hernández. Es decir, que Felipe Payano, quien se ha caracterizado por ser un gran colaborador, sin demagogia, de la gente del deporte, prometió que iría en auxilio del estimado colega. Que le iba a resolver el problema de la vivienda por lo que Domingo Hernández, en medio de la calamidad que lo abatía, tuvo un respiro de esperanza. De que su problema de vivienda iba a quedar resuelto casi de inmediato. Pero no ha sido así. Y a mi juicio, es más estoy plenamente seguro, esto se ha debido a un olvido.