Cuadrilátero 
¿Quién ha sido el mejor boxeador mexicano?

CARLOS NINA GÓMEZ
Muchos fanáticos me preguntan que cuál es mi opinión respecto al boxeo profesional  de México.

Específicamente me consultan sobre la historia del pugilismo rentable de la nación azteca…me preguntan sobre sus legendarios púgiles. ¡Y de los de ahora!.

Y que quién ha sido el mejor boxeador mexicano de todos los tiempos.

 En mi primera reacción les recuerdo la estelaridad de Rubén -El Púa- Olivares, de Miguel Canto, Julio César Chávez, Carlos Zárate, José Pino Cuevas, Carlos Palomino, Salvador Sánchez, Guadalupe -Lupe- Pintor, entre otros grandes.

Del citado grupo, ¿a quién podríamos considerar como el mejor?

Cualquier mortal, en su primera actitud contestaria, daría esta respuesta: “Julio César Chávez ha sido el más grande boxeador mexicano”.

Y al leer la referida respuesta quizás nadie estaría en disposición de reaccionar con un “no…JC Chávez no ha sido el mejor boxeador mexicano”.

Como todo es relativo en esta vida, yo también podría sumarme a quienes opinan que JC no ha sido el más grande peleador mexicano de todos los tiempos.

Este estelarísimo pugilista, que ganó tres fajas mundiales (las de los pesos ligero júnior, ligero y welter júnior), terminó su exitosa carrera con muchos problemas…¡y dando lástima en los cuadriláteros!.

Sin embargo, no debemos analizar su singular historia en función de sus últimos combates, sino partiendo de todos los éxitos obtenidos ante tremendos rivales.

 

Una terna interesante

Savador Sánchez, a quien le llamanan “El Señor Pulmón”, es sindicado como uno de los más capacitados peleadores mexicanos.

Yo lo ubico entre los tres más. Podríamos incluirlo en la siguiente terna: JC Chávez, Miguel Canto y Salvador Sánchez.

De esa terna m quedo con Salvador Sánchez quien antes de cumplir 22 años se coronó campeón del mundo en el peso pluma al destronar al entonces imbatible Danny -Coloradito- Lópoez.

No sólo lle arrebató la corona de la faja de las 126 libras,sino que en una revancha inmediata, lo masacró.

¡Dos veces lo noqueó!. Y lo sacó del boxeo en el momento en el que el estadounidense estaba considerado como “el comehombres” de la categoría pluma.

 Lamentablemente, a los 23 años de edad, este inmenso pugilista azteca perdió la vida en un fatal accidente de moto. Su sorpresivamente muerte ocurrió en 1981 cuando estaba en el pleno apgeo de su maravillosa carrera.

El espacio de esta columna es corto por lo tanto no puedo amplair sobre la historia de este magnífico gladiador mexicano la cual fue bastante breve debido a su repentina muerte.

Pero en otros trabajos estaré dispuesto a exponer más argumentos y demostrar  que ciertamente fue ha sido el más capacitado púgil de Méixo.

Pero, además, incluso, si no hubiera perdido la vida tan a destiempo a estas alturas yo estaría escribiendo que Salvador Sánchez hubiera sido el mejor boxeador hispano de todos los tiempos…¡más grande, que es mucho decir, que el sensacional panameño Roberto Durán.

AL MARGEN. Esta noche será un día grande para el boxeo dominicano…la noche de ese lunes, 13 de noviembre, se dará a conocer el libro ¡Oh Boxeo Dominicano! -Su historia- de la autoría de este servidor de ustedes. El acto de puesta en circulación será, a la partir de las siete de la noche, en el cocal del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP).