¿Cuál es el menú digital de su familia?

¿Cuál es el menú digital de su familia?

Madre e hija utilizan juntas el teléfono móvil, una forma de estar unidas física y virtualmente.

Los especialistas en seguridad en línea y bienestar digital han acuñado un nuevo término para describir el uso de la tecnología dentro del núcleo familiar y el contenido preponderante de las actividades e interacciones en internet que efectúan sus integrantes con mayor frecuencia: la dieta digital familiar (DDF).

“A día de hoy casi todo el mundo conoce los beneficios de seguir una dieta alimenticia equilibrada y saludable”, señala Eduardo Cruz, director ejecutivo (CEO) de la plataforma Qustodio (www.qustodio.com).

“De la misma manera tenemos que trabajar y colaborar para que la sociedad en general también entienda que una `dieta digital´ equilibrada es una pieza más que debemos cuidar y tener en cuenta para poder alcanzar un bienestar personal pleno y en convivencia con los demás”, propone Cruz.

Para Cruz es recomendable que la DDF incluya “momentos para compartir nuestro mundo digital en familia. Todo ello, en un balance que nos permita conseguir nuestros objetivos personales en la vida y que apoye los objetivos de los demás”, según Cruz.

Puede leer: Hacer ejercicio durante el fin de semana «es tan bueno como distribuirlo durante toda la semana»

Describe a la DDF ideal como “el modo perfecto de hacer uso de la tecnología en el núcleo familiar y también fuera de ese entorno”. Admite que esto es algo realmente complicado, ya que “vivimos en una sociedad en la que tenemos la constante necesidad de estar conectados para sentir que estamos en contacto con el mundo, con la realidad, y a menudo nos perdemos lo que está pasando realmente a nuestro alrededor”.

Lo digital abarca gran parte de nuestras vidas, desde el colegio o el trabajo, hasta el ocio y el entretenimiento, pasando por la necesidad de comunicarnos con el resto de las personas, con la comodidad añadida de poder hacerlo desde casa, explica Cruz.

Pero al mismo tiempo, lo digital “nos aleja más del contacto directo o de las actividades al aire libre y eso es lo que hay que evitar. Hay que encontrar un equilibrio entre ambas facetas: la vida virtual y la vida real”, asegura.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas