¿Cuál es la situación real del mercado de petróleo a nivel global?

¿Cuál es la situación real del mercado de petróleo a nivel global?

Fernando Álvarez Bogaert.

(3/3)
La compleja situación actual de los precios internacionales del crudo al alza, se desarrollan en medio de una demanda de energía global que parece no ceder y una producción rezagada, representando una amenaza en las perspectivas económicas-globales del 2022 y el 2023 como lo expuso el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su última proyección a junio 30 del presente año sobre la economía mundial. En esta última entrega, se abundará en las diversas aristas de la actual crisis energética global y las expectativas a mediano plazo.

Quedó sentado anteriormente que el desmonte gradual de restricciones para mitigar la pandemia y la reactivación económica global en 2021 produjo un consumo aproximado de 97.3 millones de barriles de petróleo al día: 5.5 millones adicionales diarios respecto al 2020, según la AIE.

El cierre de importantes puertos, etc. por las nuevas variantes de COVID-19 golpeó considerablemente las cadenas de suministros de bienes primarios como el crudo ya que el 61% del petróleo se ha transportado por vía marítima en los últimos cinco años.

El encarecimiento en los precios del crudo y sus derivados durante el último año y medio ha tenido importantes repercusiones para otras materias primas y sectores económicos claves de economías avanzadas y emergentes.

Estados Unidos en el año 2021 usó cerca del 90 por ciento de derivados de petróleo como combustible en el transporte.

Le invitamos a leer: Luis Abinader destaca logros en economía es “resultado de la política de financiamiento”

Se prevé que esta situación modere finalizando el 2023 a medida que la demanda de bienes y servicios mundial caiga, por presiones inflacionarias y costos de endeudamiento en crecimiento, algunas entidades parecen no estar de acuerdo con esta afirmación.

La AIE señaló que, aunque prevé un crecimiento en la demanda global de energía de 101.6 millones de barriles diarios para 2023, gracias al consumo de economías emergentes mientras la salida del mercado de grandes cuotas de crudo procedentes de Rusia y la baja producción prevista para la OPEP, empujarían a un desbalance de oferta y demanda de crudo durante el mediano plazo.

Igualmente, el Foro Internacional de Energía dijo que la inversión en proyectos de extracción de crudo y gas natural deberá alcanzar los USD 525,000 millones al año hasta 2030 para satisfacer la demanda futura de energía.

El escenario actual presenta dos posibilidades:

  1. Que el mantenimiento del statu quo provoque días difíciles para el mercado energético global, donde lo geopolítico y la falta de suministro estable estarán a la orden del día, manteniendo las consecuencias económicas hasta ahora existentes.
  2. Es nuestra opinión, que debido a los graves efectos negativos en la economía mundial y, especialmente, en la Europa Occidental, se produzca un acuerdo con Rusia finalizando el conflicto entre esta última y Ucrania (el mismo ha sido fundamental en el aumento de los precios del petróleo y sus derivados) en cuyo caso, generaría una mejora considerable en la producción de petróleo, el precio suyo y sus derivados, provocando gran reducción en la tendencia inflacionaria de los países desarrollados y emergentes.

Le puede interesar: Abinader: mortalidad materna se redujo a un 41.9 % con relación al 2021

Publicaciones Relacionadas

Más leídas