Cualquiera se engaña

Durante toda la campaña electoral el equipo de economistas del Presidente Hipólito Mejía advirtió  sobre el manejo doloso, alegre e irresponsable de la economía gubernamental por parte del Presidente Leonel Fernández.

Algunas personas se alarmaban ante el desorden que significaría el que tales denuncias fueran ciertas, bastó con que llegaran las nuevas autoridades, salidas del seno del mismo partido de Leonel, para que surgieran los números tan graves como son.

El Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles (Temo) Montás, confesó, en un informe al Senado de la República, que los gastos del gobierno durante el período electoral aumentaron en un 38 por ciento.

Ese desorden mayúsculo es un típico caso de manejo irresponsable de fondos públicos para torcer la voluntad popular mediante la compra de votos, alimentar el transfuguismo, comprar periodistas y medios y otras diabluras. .

Esperemos a ver que hará el Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, ante estas violaciones a la Ley de Gastos Públicos y el uso y destino inexplicable e inexplicado de esos fondos. Domínguez Brito tiene una excelente oportunidad de demostrar si su fama de hombre serio es justificada.

Actos de corrupción vienen y actos de corrupción van y el Procurador General de la República durmiendo el sueño de los cómplices por omisión, que es la peor complicidad cuando se tiene conocimiento de la comisión del delito.

El Ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, declara, como quien ve llover, que el gobierno no sabe de qué dispone para el resto del año y dice que se va a trabajar en la formulación del Presupuesto para el año próximo ¿una nueva versión del borrón y cuenta nueva? Gustavo, no se espera de ti.

El nuevo jefe de la Corporación de Electricidad dijo que la empresa debe mil millones de dólares y “atraviesa la más grande crisis financiera en toda su historia. Lo único que yo respiro y siento en estos días es la gran deuda que tiene el sector eléctrico”, puntualizó Rubén Bichara.

Mientras, el Presidente Hipólito Mejía dijo que el manejo irresponsable lo demuestra que el Presupuesto de este año es de 430 mil millones de pesos y sólo en los primeros siete meses, Leonel Fernández ejecutó 520 mil millones de pesos.

Hipólito afirma, con razón, que Leonel Fernández “desguañangó” la economía del país, provocó la quiebra de todos los sectores productivos y corrompió gran parte de la sociedad.

En el Palacio, el Presidente Danilo Medina, como buen sureño, recuerda la dulce voz de Olguita Lara cantando “cualquiera se engaña”.

Ojalá que no quiera escuchar: ¡que  siga la fiesta!