Cuando se conjugan fe, solidaridad y exposición

V5

Los Premios “Brugal cree en su gente” son el mayor reconocimiento y recompensa que se otorga a las fundaciones dominicanas por sus entregas a la colectividad, a su desarrollo, a la visión del futuro, en distintas clases de aportes imprescindibles. Han competido hasta 150 asociaciones, participando para seis categorías de servicios y sus premios respectivos.

Un jurado de profesionales elige, cada año, para ese justo privilegio, a instituciones y grupos de particulares méritos, humano y social, en la comunidad nacional. Ello representa múltiples y arduas sesiones de trabajo, en un clima de amistad, con el examen escrupuloso de las propuestas. La emoción nunca falta, fundamentada en el compromiso de las fundaciones participantes y su dedicación admirable: las decisiones son pues difíciles de tomar entre tantas obras de bien, culminando la íntima convicción de todos en la atribución del Gran Premio.
“Brugal cree en su gente” incluye, en sus renglones, Arte y Cultura, incentivando capacidad, fe y espíritu de sacrificio: el talento asume un reto, las condiciones son difíciles, el valor triunfa. Para celebrar los 25 años de estos Premios– ¡cuán pronto el tiempo pasa!-, una actividad especial se imponía… y el Centro de la Imagen , “sitial” de la fotografía por sus instalaciones y por su labor, se designó a esos fines.
Además, la Fundación Imagen 83, encabezada por los profesionales Mayra Johnson y Carlos Acero, también ejecutivos del Centro de la Imagen, había sido premiada en 2014, en la sección Arte y Cultura. ¡Fue una primera vez para las artes visuales y la fotografía, acogida con particular alegría!
La exposición. El Centro de la Imagen, en su amplio local de varios niveles y dos plantas, presenta una exposición, tan completa como inteligentemente concebida, correspondiendo a los logros de la Fundación homenajeada… El curador es Carlos Acero, co-responsable con Virginia Cabral y Lizzie Sánchez –ambas de la Fundación-, de una selección compleja de datos, documentos y fotografías interesantes.
Una museografía ingeniosa los reparte en los distintos espacios, bien aprovechados con paneles de fotos y vitrina doble conteniendo escritos e impresos, un montaje discreto y claro como conviene a esta clase de muestra. Aquí, aun con la cuidadosa calidad de las piezas exhibidas, lo documental prevalece, y la estética surge de la función informativa, más que de la técnica y la originalidad.
Un gran panel, de lectura necesaria para una información adecuada, lleva una cronología precisa desde el 1888 –cuando se fundó la Compañía Brugal en Puerto Plata- hasta la fecha de hoy, señalando fechas históricas como aquella de la Fundación Brugal –que otorga becas universitarias-, y por supuesto el inicio y desarrollo de los Premios “Brugal cree en su gente” desde el 1991. Por cierto, una fotografía antigua espectacular es la de Andrés Brugal Montaner, el “padre” fundador.
Miramos con fruición las fotografías de los jurados, de la entrega de preseas, de los beneficiados felices, del muy numeroso público que siempre asiste: hay clichés protocolares, pero numerosos enfoques, simpáticos y emotivos… Así mismo, muchas imágenes presentan las fundaciones premiadas, sus hábitats, sus actividades, sus integrantes. Jamás rastrean lo sensacional, sin embargo actitudes y situaciones estremecen en sus coyunturas, en sus dimensiones sociales y personales. Las fotos seleccionadas aquí –de pequeño formato- son llamativas espontáneamente: cada espectador se detiene en temas, instituciones, protagonistas, que corresponden a una preocupación o a una misión…
Una visita es la bienvenida, para una exposición esencial y distinta, conmemorando 25 años de entusiasmo, esmero y mística aun, de los Premios “Brugal cree en su gente”.