Cuba anima a empresas españolas a participar en proyectos

l ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, animó hoy a los empresarios españoles a participar en los 246 proyectos, archivo
l ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, animó hoy a los empresarios españoles a participar en los 246 proyectos, archivo

Madrid, España. El ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, animó hoy a los empresarios españoles a participar en los 246 proyectos que su Gobierno puso en marcha en once sectores de todas las provincias, con un valor de 8.710 millones de dólares (7.950 millones de euros).

“Vemos el turismo como una locomotora que arrastra a otros sectores”, dijo Malmierca durante una jornada con empresarios españoles organizada por la patronal CEOE, donde explicó que este sector será la palanca que hará necesario invertir en infraestructuras, transportes y telecomunicaciones.

Asimismo, señaló las oportunidades en el sector de las energías renovables, donde Cuba espera que la energía generada por ellas pase del 4 % actual hasta el 24 % en 2030 y afirmó que necesitan 2.500 millones de dólares anuales para estimular el desarrollo del país (2.282 millones de euros).

Según Malmierca, Cuba ofrece ahora mayores garantías e incentivos a los inversores e insistió en las oportunidades en la zona especial de desarrollo Mariel, que cuenta con un marco regulatorio propio, un sistema de ventanilla única para facilitar la tramitación de licencias y un proceso ágil para aprobar proyectos.

En este sentido, apuntó que actualmente en la zona Mariel se están realizando las principales inversiones en infraestructuras y hasta el momento se han aprobado siete proyectos, una cifra que espera aumente hasta los veinte a finales de año.

Malmierca se dirigió a más de doscientos empresarios españoles para recordarles que los cubanos son “personas agradecidas” y piensan recompensar a “los amigos” que les han ayudado en el pasado, “sobre todo a las pymes que han estado cincuenta años con nosotros y es muy difícil reemplazarlas por otras”.

Por otra parte, el consejero delegado del Instituto de Comercio Exterior español (ICEX), Francisco Garzón, dijo que “estamos ante un escenario estimulante” y que las empresas españolas tienen tanto el conocimiento necesario como la voluntad de trabajar en Cuba.