Cuba busca vacuna contra el dengue

LA HABANA (AP).- Cuba, una nación subdesarrollada que invierte abundantemente en ciencia, desarrolla una vacuna recombinante contra el dengue, enfermedad endémica de los países tropicales que golpea duramente a América Latina y puede ser mortal.

“Estamos probando varias formulaciones del candidato vacunal, que ya tenemos, en monos’’, dijo el doctor Gerardo Guillén director de investigación biomédica del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

Según el especialista, el proyecto en su fase preclínica cuenta también con la colaboración de Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri y podría convertirse en un producto comercializable en cinco años.

Las declaraciones de Guillén se produjeron en el marco del Congreso anual “Biotecnología 2006’’, organizado por el CIGB y en esta edición dedicada a las aplicaciones médicas de esta disciplina.

“En este momento la única vía de controlar el dengue es no tener circulación del agente transmisor… y por eso aquí estamos en una campaña muy intensa para bajar los niveles de infestación’’, reconoció Guillén para quien el constante arribo de turistas, colaboradores en el extranjero y en general el flujo de personas eleva el riesgo.

Pocas instituciones en el mundo tienen estudios sobre el sustancias contra dengue, pero la novedad en el caso cubano es que se usaría una tecnología recombinante, dijo Guillén.

Mediante este método, de forma artificial se separan y descartan ciertos componentes del virus con la intención de reducir los efectos secundarios que podría sufrir el paciente. Actualmente la isla está enfrascada en una fuerte batalla para eliminar el mosquito mosquitos Aedes aegypti con espectaculares fumigaciones casa por casa, incluso varias veces al día y hasta con aviones en la capital.

   Algunas versiones no oficiales denuncian un incremento alarmante de los casos aquí, pero las autoridades cubanas no hicieron públicas tasas de contagio este verano. Una epidemia de este mal en 1981 en su variante hemorrágica dejó 158 fallecidos en Cuba.

   Esta temporada se registraron brotes de dengue en Brasil, Colombia, Paraguay, Honduras, El Salvador y República Dominicana.

   De acuerdo con informaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos dos quintas partes de la población del planeta en más de 100 países Estados pueden ser infectadas por el dengue o su variante hemorrágica.

   Unas 20.000 defunciones, especialmente niños, ocurren en países pobres cada año debido al dengue, y las naciones afectadas sufren el impacto económico y social de epidemias cada vez más recurrentes.

   Además de su capacidad para matar al sujeto infectado, el dengue suele tener síntomas como fiebres altas, molestias intensas en los huesos, espalda y extremidades, junto con dolor de garganta, postración y depresión.

   Considerado uno de los sectores científicos más avanzados del continente, la industria biotecnológica y farmacéutica cubana contó con una inversión del gobierno de unos 3.000 millones de dólares en los últimos 20 años.