Cuba declara “alerta ciclónica” para cuatro provincias orientales por Erika

Cuba en alerta tormenta

La Habana.- Cuba decretó hoy la fase de “alerta ciclónica” para cuatro provincias de su región oriental ante la cercanía de la tormenta tropical Erika que azota actualmente a República Dominicana y se prevé su posterior avance hacia Haití.

El Estado Mayor de la Defensa Civil de la isla decretó la fase de “alerta ciclónica” para Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma y Holguín, y además estableció la fase “informativa” para otras zonas del este como Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila, de acuerdo con una nota divulgada por medios oficiales.

Asimismo, indicó que esas medidas se adoptaron debido a la trayectoria oeste-noroeste que sigue Erika en previsión de que provoque lluvias fuertes y localmente intensas desde Guantánamo a Ciego de Ávila, así como de los vientos desde 65 hasta 100 kilómetros por hora que acompañan esta tormenta.

La Defensa Civil advirtió que las provincias amenazadas por esta tormenta tropical deben evaluar las posibles afectaciones que puedan producirse por intensas lluvias y deslizamientos de tierra; principalmente en las ciudades y zonas montañosas.

Además, recomendó adoptar de forma “oportuna y racional” las disposiciones para proteger a las personas y los recursos de la economía, y llamó a los organismos estatales y la población a mantenerse “atentos” a sus orientaciones y a los informes del Instituto de Meteorología.

Erika se encuentra actualmente a unos 120 kilómetros al suroeste de Santo Domingo, capital de República Dominicana, tras su paso por el Caribe Oriental, donde dejó cerca de una veintena de muertos en la isla Dominica.

Aunque Cuba espera que la actual temporada de ciclones en la cuenca del Atlántico Norte, el Golfo de México y el de Marzo Caribe será “poco activa”, los meteorólogos de la isla han insistido en la preparación para enfrentar cualquier eventualidad.

El año pasado la temporada de huracanes tuvo un comportamiento similar para la isla caribeña que salió ilesa. El último huracán importante que sufrió Cuba fue Sandy, que en octubre de 2012 azotó varias provincias orientales donde causó once muertos y cuantiosos daños en viviendas, cultivos, en las redes eléctricas y de comunicaciones.