Cuba en el desarrollo de la Florida

Cuba en el desarrollo de la Florida

Introito: Es de rigor señalar que antes de que los cubanos emigrasen en hordas hacia la Florida, se habían trasladado a la isla de Puerto Rico, por existir allí mayor semejanza entre sus habitantes y también por hablar el mismo idioma. Por consiguiente, a partir del éxodo cubano hacia Borinquen, esta se benefició enormemente del dinamismo de estos exiliados, sobrevivientes de un régimen opresivo que había cohibido su espíritu de superación y bienestar.

Debo empezar esta entrega al rememorar mi experiencia sobre la ciudad de Miami, actualmente una pujante urbe en pleno desarrollo. Cuando la conocí en el año 1951, siendo un mozalbete, mi madre me envió a Miami Military Academy para aprender inglés. La percepción que tuve era que tenía grandes avenidas, pero, en definitiva, era un enorme campo muy despoblado a mi juicio, con una población de aproximadamente 150,000 habitantes. Hoy es conocida como la Magic City (Ciudad Mágica), por haberse convertido, con el auxilio del éxodo cubano, en unos pocos años, en una modernísima metrópoli de más de 500,000 habitantes, exeptuando los suburbios.

Es una perogrullada afirmar que más de un 70% de su población es de origen latinoamericano, predominando los oriundos de Cuba, no solo por estar distante a solo 90 millas de Cayo Hueso, sino por hechos indirectos, como el éxodo de Camarón en 1965 y con posterioridad en 1980, el del puerto de Mariel.

El escape masivo por el puerto de Mariel constituye el mayor movimiento de masas de cubanos salidos por ese embarcadero, desde el 15 de abril, hasta el 31 de octubre de 1980. ¿Cómo ocurrió este enorme desplazamiento de más de 150,000 cubanos? ¿Cuál fue su origen?

Le invitamos a leer: Cuba emite primer aviso de ciclón tropical ante llegada de «Bonnie»

Resulta que un grupo de civiles penetró violentamente en la embajada del Perú en La Habana, buscando asilo político y en un confuso incidente fue herido de bala el guardián de la misma, Pedro Ortiz, pereciendo en el trayecto del hospital.

El presidente Fidel Castro ripostó inmediatamente, amenazando con retirar la custodia de la embajada si no le entregaban inmediatamente los que habían incursionado violentamente en esa legación. Sin embargo, la embajada peruana les concedió protección diplomática y no los entregó. Castro cumplió su amenaza, no solo retirando el personal que la custodiaba, sino invitando a todo cubano que se quisiera asilar, que lo podía hacer sin temor a represalias de su Gobierno. La población se volcó penetrando en la embajada y en unos pocos días sumaron unos 10,800 ciudadanos los que penetraron y se refugiaron en los jardines de la embajada.

Fidel, ante la reacción del público, anunció la apertura del puerto de Mariel muy cercano a La Habana, para los que quisieran emigraran del país y autorizó a los exiliados en Miami, para recoger amigos y familiares y sus embarcaciones podían atracar sin temor en dicho puerto, para transportar a todos los que deseaban salir. Estos cubanos fueron conocidos como “marielitos”.

El resultado fue, que más de 125,000 marielitos, salieron de Mariel en más de 200 embarcaciones, que desde Cayo Hueso se habían desplazado para recogerlos. La apertura del puerto duró desde el 15 de abril hasta el 31 de octubre de 1980. La Oficina Nacional de Estadísticas calculó, que se expatriaron el 1.3% de la población de la isla.

Los EE. UU. externaron una queja al Gobierno cubano en el sentido de que Fidel había aprovechado este movimiento para deshacerse de un buen número de maleantes liberados de las cárceles públicas, así como de personas con problemas mentales.

Se calcula, que en la actualidad más de 700,000 personas nacidas en Cuba, habitan el condado de Miami-Dade, donde el barrio más populoso se llama “Little Habana”, en cuyo parque Máximo Gómez de la emblemática Calle 8, se reúnen los mayores para jugar dominó, departir sobre Cuba y tomar el pulso de los últimos acontecimientos.

Puede leer también: Cuba: muere López-Calleja, líder militar y exyerno de Castro

Los Estados Unidos de América deben de sentirse muy satisfechos de que esta laboriosa comunidad haya recalado en el Estado de Florida, el cual después de los estados de California, Texas y New York, tiene el 4to. Pib de ese gran país de emigrantes, con un 5.20.

Los que conocimos Cuba antes del 1959, pudimos admirar el gran desarrollo y prosperidad que disfrutaba La Habana, al extremo que mi Madre que la había visitado en el año 1943, cuando retornó a Santo Domingo expresó, que esta ciudad le parecía un suburbio de La Habana, que ya en esa época contaba con tranvías y estaciones de tren que partían para diferentes ciudades del interior.
Por eso consideramos que la migración ha sido un plus, dinamizando y modernizando el Estado de la Florida.

Publicaciones Relacionadas