Cuba reconoce no logró
erradicar focos de dengue

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/05685FC9-7C4A-449F-B3DB-AAB2DD2BA6B8.jpeg

La Habana (EFE).- Medios oficiales cubanos admitieron ayer que la intensa campaña de fumigación y prevención desarrollada en los últimos meses no ha logrado erradicar los focos del Aedes aegypti, el mosquito transmisor del dengue.

“Aunque con menos frecuencia, siguen apareciendo en cualquier sitio focos que evidencian cuánto el hombre subestima a este agente transmisor de enfermedades como el dengue y la fiebre amarilla”, afirmó hoy el semanario oficial “Trabajadores”.

Según la publicación, pese a la campaña de fumigación y prevención desarrollada en los últimos meses por las autoridades sanitarias de la isla, no ha habido un cambio significativo de comportamiento en la población para enfrentar la proliferación del mosquito.

La campaña ha incluido la movilización de miles de personas en todo el país para realizar fumigaciones casa por casa, con camiones, avionetas y hasta en controles en carreteras para evitar la expansión de la enfermedad.

No ha incluido, sin embargo, la divulgación de información sobre el número de afectados ni de víctimas mortales por el dengue, que provoca fuertes dolores articulares, fiebre alta y que en su peor variedad puede ser hemorrágico y causar la muerte.

La información sobre enfermos y víctimas se maneja con total discreción, dijeron fuentes médicas consultadas por Efe, que estimaron en cerca de un centenar el número de muertos por dengue en este año y apuntaron que decenas de miles de personas han sufrido la enfermedad, con especial incidencia en La Habana y Santiago, la dos principales ciudades del país.

   Fuentes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señalaron que no disponen de datos estadísticos sobre la gravedad del brote.

   El pasado agosto, las autoridades cubanas informaron a la OPS de la existencia de casos de dengue hemorrágico pero no dieron cifras.

   El brote epidémico, según las fuentes médicas consultadas, que pidieron mantener el anonimato, alcanzó su nivel crítico entre agosto y septiembre y empezó a remitir en octubre.

   Ahora hay pocos cuadros febriles en comparación a los últimos meses y es previsible que sigan bajando, señaló un especialista de un policlínico de La Habana.

   No obstante, añadió la misma fuente, la remisión del número de casos no implica la solución del problema, que pasa por la erradicación de los focos de Aedes aegypti.

   “Trabajadores” advirtió hoy de que la llegada del frío por la temporada de invierno no impide la reproducción del mosquito, que vive en aguas con temperaturas de entre 15 y 40 grados.

   Para Ana María Ibarra, investigadora del Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología (INHEM), es necesario insistir en el cuidado integral del agua y preservar los depósitos para lograr “mantener al mosquito en un número tan bajo que le impida transmitir el virus”.

   A principios de noviembre, “Trabajadores” reconocía que el Aedes aegypti seguía “volando bajito” por “el exceso de confianza de unos y la indiferencia de otros”, y alertaba sobre la proliferación de enfermedades respiratorias por la circulación de adenovirus, virus sincital respiratorio e influenza.

   El peor brote de dengue reconocido por el Gobierno cubano se remonta a 1981, cuando se reportaron 10.000 casos y 158 fallecidos.