Cuba usa plan privado para incentivar el agro

GüIRA DE MELENA, Cuba . AP.   En un país donde buena parte de la población es empleada del estado, el campesino Jesús Díaz trabaja por su cuenta. Ahora el gobierno de la isla espera poder aprovechar su experiencia. 

Empeñado en llevar más comida a la mesa de los cubanos y bajar su factura de importaciones, las autoridades les dieron un voto de confianza a los productores privados reiniciando un programa de entrega de tierras, incrementando los pagos por sus cosechas y permitiéndoles comprar aperos.  “Claro que da resultado el usufructo, porque es una forma de que la tierra quede en manos de personas que la quieran producir”, dijo a la AP Díaz, un campesino de los alrededores de Gira de Melena, a unos 50 kilómetros al sur de la capital del país.  De andar cansino y sonrisa franca, con un sombrero que lo protege del sol y del cual se despeja para secarse el sudor, este hombre de 45 años sabe de lo que habla: él mismo tiene bajo esta modalidad una pequeña parcela desde 1996, en la cual cría vacas para vender su leche al estado.  “En los años 90 (caracterizados por una profunda crisis económica), pasó lo mismo que ahora. Repartieron la tierra ociosa, después lo congelaron (al proyecto) y ahora están hablando de lo mismo”, manifestó el hombre. “Yo lo veo muy bien”. 

El gobierno de Fidel Castro confiscó los latifundios después de derrocar al dictador Fulgencio Batista en 1959, pero dejó a los campesinos tener sus pequeñas propiedades o unirse en cooperativas y las autoridades insisten en que la nueva liberalización no traiciona los valores revolucionarios.