Cubanos hacen largas filas para rendir tributo a Castro

People holding a Cuban national flag queue to enter Jose Marti's memorial to pay their last respects to Cuban revolutionary icon Fidel Castro at Revolution Square in Havana, on November 28, 2016.  A titan of the 20th century who beat the odds to endure into the 21st, Castro died late Friday after surviving 11 US administrations and hundreds of assassination attempts. No cause of death was given. Castro's ashes will go on a four-day island-wide procession starting Wednesday before being buried in the southeastern city of Santiago de Cuba on December 4. / AFP / RONALDO SCHEMIDT
People holding a Cuban national flag queue to enter Jose Marti's memorial to pay their last respects to Cuban revolutionary icon Fidel Castro at Revolution Square in Havana, on November 28, 2016. A titan of the 20th century who beat the odds to endure into the 21st, Castro died late Friday after surviving 11 US administrations and hundreds of assassination attempts. No cause of death was given. Castro's ashes will go on a four-day island-wide procession starting Wednesday before being buried in the southeastern city of Santiago de Cuba on December 4. / AFP / RONALDO SCHEMIDT

LA HABANA. Testigo de las numerosas arengas de Fidel Castro durante medio siglo, la Plaza de la Revolución recibía el lunes a millares de cubanos que se acercaban a honrar y despedirse del líder revolucionario. Con banderas cubanas y retratos de Fidel Castro la gente formó largas filas desde la madrugada y horas después ingresó silenciosos a la plaza para rendirle tributo a su histórico comandante.

Personas solas, algunas en sillas de ruedas, en familia u ordenadas por instituciones asistían al primer acto de homenaje masivo a Fidel Castro, quien murió el viernes a los 90 años. “Se ha muerto el más grande de los hombres”, dijo a The Associated Press Claro Alfonso Pérez Martínez, de 73 años. “Fidel ha sido un paradigma para el mundo, no solamente para nuestro país… por eso me duele tanto”. El acceso a la plaza comenzó alrededor de las 9 de la mañana (1400 GMT) cuando resonaron 21 disparos de salvas de artillería en un fuerte de La Habana y en otra fortaleza de la provincia oriental de Santiago de Cuba.

“Desde las 4 de la mañana estamos despiertos y vinimos para acá”, relató a AP Tania Jiménez, una matemática de 53 años que llevaba una rosa y banderas cubanas. “Fidel para nosotros es todo, es el alma de este país; lo dio todo, toda la vida”, agregó y rompió en llanto.

Después de ingresar a la plaza los asistentes, entre los que también se encontraban algunos turistas, pasaban silenciosos frente a un altar en el memorial al héroe José Martí que exhibía un retrato de Fidel Castro con uniforme verde olivo, su característico gorro y una mochila sobre la espalda, flanqueado por guardias de honor y estudiantes de escuelas secundarias.

A su lado fueron colocadas coronas de flores blancas y una cinta en la que se leía: “El Partido Comunista de Cuba único heredero legítimo del legado y la autoridad del comandante en jefe de la revolución cubana, el compañero Fidel Castro”. No se ha informado oficialmente si en los actos del lunes y martes en la plaza estarán las urnas con las cenizas de Castro.