Cuentas nacionales que exponen crecimiento, estabilidad y confianza

Cuentas nacionales que exponen crecimiento, estabilidad y confianza

Sin apartarse de su prioridad de describir con saldos favorables al país en el último balance anual de su mandato, el presidente Luis Abinader se acogió en el marco de una extensa exposición ante la Asamblea Nacional, a mediciones aprobatorias del manejo de la economía por organismos internacionales, al patente auge del turismo crecientemente dinamizado con inversiones, la excepcional recuperación post pandemia y la expansión de las zonas francas, entre otros índices. Inspirador de confianza en el exterior por la consistencia de sus instituciones democráticas y de libre mercado, al país ha estado llegando un flujo de capitales frescos que garantiza el equilibrio de sus finanzas con un efecto multiplicador para lucros y negocios. Muchos otros totales de la optimista enumeración presidencial aplaudidos por el empresariado nacional, claramente identificado con esta gestión, no permiten diferenciar demasiado esta alocución de las precedentes; del actual y de antecesores. Gobernantes compelidos a la auto exaltación que pasa por alto resultados insatisfactorios y déficits.

Puede leer: Honrar a los héroes con apego a ideales de libertad y bien común

Es dejada a buen recaudo la otra cara de la moneda en la que aparecerían las específicas magnitudes de urgencias sociales y algunas lacras que persisten insolubles en el acontecer nacional y que harían aparecer como pírricos los «triunfos» que la magnificación subraya. Admitir esa parte de un balance real que muchos intuyen desde fuera del poder y en el seno del pueblo está contraindicado cuando triunfar políticamente es prioritario.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas