Cuestionamientos al presidente Danilo Medina

(2 de 2)
Con índices de popularidad y/o aceptación entre sus paisanos conforme endosan varias firmas de sondeos que generan extensas porciones de suspicacia porque esos índices no se traducen en bienestar que cobije a las grandes mayorías irredentas y la clase media que pagamos impuestos idénticos a los magnates, en realidad el presidente Danilo Medina no dispone de un espaldarazo con la cota que le asignan los sondeos.

El presidente Medina concentra su accionar político estructurando su proyecto reeleccionista, auxiliado por 15 ventorrillos políticos en procura del cuestionable propósito reeleccionista que tanto daño ha causado al país siempre.

El día cuatro de este mes, en el podium de la Asociación de Industrias de RD, el empresario Franklin Báez Brugal cuestionó el desempeño del Poder Judicial y fustigó a políticos que de la pobreza han devenido en potentados, sin disponer de pruebas que demuestren sus fortunas rápidas.

Dos día antes, el rector de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA), doctor Príamo Rodríguez Castillo, en un acto de graduación en Puerto Plata, expresaba: “El Estado dominicano ha sido manejado como una corporación donde la dueños son un grupo de políticos, u idos a otro grupo de amigos para disfrutar del poder gubernamental”.

El día cinco, Campos de Moya Fernández, presidente de la Asociación de Industrias de RD y representante del mayor grupo económico dominicano de siempre, durante un almuerzo de las pequeñas y medianas empresas, cuestionó la política del presidente Medina en relación al incordioso vecino haitiano.

El día dos, una unidad policial ingresó sin permiso ni motivo al Centro Bonó, donde se dilucidaba un tema de interés nacional y el día cuatro, la Policía impidió por quinta vez una protesta pacífica ante la Casa de Gobierno por el escándalo de OISOE.