Cuestionan capacidad de la democracia para responder a necesidades

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/A02975A9-3D34-479C-8AE8-30AAF5EEC5B9.jpeg

POR GERMAN MARTE
El sociólogo Marcos Villamán, afirmó ayer que la democracia está cuestionada en América Latina, sobre todo en lo que tiene que ver con su capacidad para responder a los problemas reales de la gente.

Consideró que la clase política dominicana debe entender que si la democracia no responde a los problemas de la ciudadanía, irá “cada vez más de crisis en crisis”.

En su opinión, la Reforma Constitucional que se está discutiendo presenta una gran oportunidad para que, por la vía de la participación ciudadana, se responda a las demandas fundamentales de la democracia dominicana.

Empero, subrayó que también hacen falta leyes adjetivas que hagan posible enfrentar con éxito los problemas de la población.

De acuerdo con Villamán, los actuales son diferentes a otros procesos registrados en la región, ya que se ha producido un cambio en los acentos con respecto a los caminos para construir reformas que ataquen las causas de la desigualdad.

Villamán, quien además de director del Consejo Nacional de la Reforma del Estado es miembro de la Comisión de Reforma Constitucional que dirige la Consulta Popular con miras a modificar la Carta Magna, participó como invitado especial en el Almuerzo Semanal de los Medios de Comunicación del Grupo Corripio. Le acompañaron monseñor Agripino Núñez Collado y Carlos Dore Cabral, miembros de la Comisión de Reforma.

El director del Conare adujo que hoy día la capacidad institucionalidad de un país puede ser una posibilidad o un obstáculo para que se responda a los problemas fundamentales de una nación.

De ahí la importancia de la reforma constitucional y leyes como la de los partidos políticos para que esto sea posible.

Empero, recalcó que se precisan leyes adjetivas que ataquen otros aspectos, pues no basta con tener una buena Constitución si no hay adecuadas políticas sociales.

“Lo que hace falta es una capacidad institucional y una disposición a vivir en un Estado de derechos, una iniciación –vía la educación ciudadana- a la gente para que entienda que la única posibilidad que tenemos de hacer un país viable es con el respeto a la ley, al Estado de derecho y a las leyes”, expresó Villamán.

Pero también, añadió, se necesitan políticos capaces de respetar los acuerdos a que se lleguen, “aquí se ha dicho muchas veces que el país tiene una gran capacidad para llegar a acuerdos, pero también gran capacidad de incumplirlos”.

En esta ocasión, manifestó, la apuesta es a que esta vez haya capacidad para cumplir los acuerdos a que se arriben en torno a la modificación de la Constitución.