¡Cuidado con el tubo de escape!

http://hoy.com.do/image/article/477/460x390/0/DBAF4B30-60A2-4811-8292-AD6B1E1216A8.jpeg

Toa Baja, Puerto Rico  .- (tomado de El Nuevo Día) .-  Desgarradoras escenas tuvieron lugar ayer por la tarde en una gasolinera de Toa Baja, Puerto Rico, donde apareció muerta una pareja dentro de un vehículo, en lo que se sospecha puede haber sido un fatal accidente.

Según la Policía, la pareja llegó a las 8:05 de la mañana a la gasolinera Optimun Power, ubicada en el Barrio Pájaros. Permanecieron dentro del vehículo encendido hasta cerca del mediodía, cuando empleados del negocio se percataron de que el vehículo llevaba un tiempo largo allí. Al ver que no se movían avisaron. A la 1:55 de la tarde, los paramédicos comprobaron que no tenían signos vitales. “Se chequearon las cámaras (de seguridad) y no se bajaron en ningún momento”, confirmó el inspector Manuel Portalatín Mercado, director del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Bayamón. Los fallecidos fueron identificados como Nilda Morales Martínez, de 45 años, del barrio Pájaros, y Miguel A. Nieves Mojica, de 49 años, de Mucarabones.

Zoom

El monóxido

Ella estaba casada y él era divorciado. Trascendió que eran amigos. “Parece que se sentaron a conversar, y poco a poco empezó a entrar el monóxido  hasta que se asfixiaron”, dijo el teniente coronel José Morales Vázquez, comandante de la región de Bayamón. “Ella se queda como dormida, y él queda como inclinado sobre ella”, describió Morales. Según dijo la Policía, cuando el paramédico abrió la puerta percibió un fuerte olor a monóxido de carbono. El vehículo, un Mazda Protegé color marrón del 1995 ó 1996 que pertenecía a Nieves Mojica, tenía un hueco en el ‘muffler’ que habría permitido que los gases de escape del motor subieran al baúl y de ahí pasaran al interior del carro por detrás del asiento trasero.