Cuidado con lo que ingieres en la etapa de gestación

http://hoy.com.do/image/article/487/460x390/0/D2925A75-3398-4134-B6F9-3DD75CF933EA.jpeg

Que tu bebé nazca sano y fuerte va a depender de la alimentación que lleves durante el estado de gestación. Por eso es imprescindible conocer los nutrientes que ayudan al buen desarrollo de la criatura y  suministrárselos para evitar  que  nazca débil y desnutrida. Y como ¡Vivir! siempre está comprometido con sus lectores, hoy te trae una lista de alimentos que no es bueno consumir durante el embarazo.

Recomendación

La doctora Aimée Suero, ginecóloga-obstetra y nutricionista clínica recomienda no ingerir  durante el embarazo alimentos grasos (donas y papitas), dulces (sodas, galletas y caramelos) y limitar el consumo de cafeína, chocolate, té, pescado crudo (en particular los mariscos), evitar los huevos que no estén bien cocidos, embutidos crudos, leche y jugos no pasteurizados. Advierte sobre algunos medicamentos y señala que es muy importante evitar el consumo de sal y reducir la cantidad de condimentos en los alimentos.

Estos alimentos no les proveen al bebé y a la madre los nutrientes necesarios para desarrollarse, además son altamente calóricos y contribuyen únicamente al aumento de peso, asegura la doctora. En el caso de los alimentos crudos, señala  la presencia de sustancias químicas perjudiciales y el crecimiento de bacterias. 

La nutricionista recomienda consumir carbohidratos (pan, arroz, cereal seco, etcétera), proteínas, aves,  carnes bajas en grasa, huevos, habichuelas y algunos tipos de pescados como salmón, bacalao, atún enlatado, lácteos (leche, preferiblemente pasteurizada y baja en grasa), yogur y quesos procesados. Sugiere optar por las frutas  orgánicas, los frutos secos: nueces, almendras, semillas secas, etcétera y los vegetales (recordando que si los va a consumir crudos debe asegurarse de  lavarlos adecuadamente).

Con estas opciones puede tener  una alimentación balanceada tan importante para que   supla  los requerimientos nutricionales necesarios para el período en que se encuentra, y -por ende- su hijo  se desarrolle adecuadamente.

Riesgos

La doctora Suero explica que la falta de una buena alimentación  puede provocar que la criatura nazca con bajo peso, deficiencias  debido a los depósitos pobres en nutrientes,  con aporte nutricional escaso, defectos físicos, problemas del aprendizaje y otras debilidades prevenibles.

Precaución

Consumir los alimentos no recomendados puede afectar seriamente a la mamá, provocando enfermedades gastrointestinales, diarrea, parto prematuro, aumento de la presión arterial, aumento de peso, diabetes y otras complicaciones.

Bebidas

“Es preferible tomar jugos de frutas naturales y pasteurizados, abundante agua (de 8 a 10 vasos al día), para favorecer en este ciclo la hidratación de la piel. No es provechoso consumir bebidas que contengan alcohol, ya que pueden tener consecuencias serias para la salud de la criatura, tales como defectos físicos y problema de aprendizaje. También aumenta la susceptibilidad de la deficiencia de ácido fólico”, explica Suero.

El abuso de alcohol puede provocar en su bebé   el  síndrome fetal por alcohol, caracterizado por malformaciones faciales y de los miembros, retardo físico y deficiencia metal. El alcohol también  afecta la absorción en el metabolismo y la excreción de varios minerales,  como el zinc y el cobre. 

Recomendaciones

1. La doctora Suero sugiere tener en cuenta que “alimentarse bien” no significa comer mucho ni comer  alimentos caros

2. Todas las comidas tienen un lugar en la dieta. Varíe  la alimentación, incluyendo todos los grupos básicos de alimentos y dentro de cada uno de ellos,  distintos productos.

3. Seleccione los alimentos en función de su calidad y no de la cantidad, de ese modo suplirá el incremento  de las necesidades de proteínas, de ciertas vitaminas y minerales, sobre todo en el primer trimestre.

4. Raccione la alimentación en varias tomas (entre 4 y 6) a lo largo del día, con el fin de reducir las posibles molestias digestivas, conseguir un mejor control de la glicemia y no desequilibrar su dieta.

5. Coma despacio, masticando bien los alimentos.