Cuidado de los dientes de los niños en Navidad

v5

Doctora Dolmarys Márquez
info@odontodom.com

Los niños indiscutiblemente son los que más disfrutan la Navidad, es una de las épocas más especiales del año, en estos días siempre están felices, lleno de alegría, con la llegada de estas fechas vienen múltiples celebraciones, regalos, compartir en familia y muchas emociones son esperadas cada año por los pequeños. Fiesta y alegría son sinónimo de esta temporada del año, pero también sinónimo de dulce y azúcar, por este motivo se hace necesario aumentar la prevención y el cuidado de sus dientes.
Según estudios más de un 50% de las caries y problemas en la cavidad oral se producen en Navidad por el consumo excesivo de dulces y una higiene inadecuada e insuficiente. El principal enemigo de los dientes de los niños es el azúcar.

Es importante conocer los riegos que pueden traer el consumo excesivo de dulces y así poder prevenir problemas mayores y evitar la aparición de caries a temprana edad. Se recomienda poner especial cuidado en los  hábitos de limpieza  de los más pequeños durante el periodo.

Los dulces más duros como los turrones pueden fracturar los dientes de los niños que son menos resistentes, dañar restauraciones (empastes), o hasta interferir en algún tratamiento de ortodoncia previo. Las golosinas pegajosas pueden causar problemas de inflamación de las encías y los caramelos mantienen el azúcar en boca por más tiempo.

Pensar en una Navidad sin dulce no tendría sentido para los niños, se sabe que el consumo excesivo no solo afecta la salud oral sino la salud general, por este motivo, realizar dulces navideños en casa es una excelente alternativa para consumir postres más saludables y con un contenido más bajo en azúcar. En esta época se consumen muchas bebidas gaseosas y jugos cítricos, es importante tomar cuidado con el exceso ya que este tipo de bebidas con el tiempo pueden desgastar el esmalte dental. Esto aumenta la sensibilidad de los dientes y crear mayor predisposición para contraer caries, el agua y la leche son las mejores opciones para cuidar los dientes de los niños.

La rutina del cepillado es un paso básico para no olvidar durante estas fechas,  la activa vida de los más pequeños en épocas navideñas puede llegar a alterar la salud de la cavidad oral. Es fundamental que los padres sean conscientes de ello y que instruyan los niños, informándoles y concienciándoles de la importancia de cepillarse los dientes al menos tres veces al día también en fechas especiales. Es un sencillo hábito que de forma regular y eficiente, puede evitar muchos problemas posteriores. Es de vital importancia seguir estos consejos para proteger la dentadura.

Un correcto cuidado de los dientes temporales hace que la llegada de los futuros dientes permanentes (definitivos) se produzca sin complicaciones.